Imagen logo de la OPI

Liceu y Teatro Real coproducirán seis obras y tendrán un nuevo abono conjunto

 14 junio, 2022

Barcelona, 14 jun (EFE).- Los patronatos del Gran Teatre del Liceu y del Teatro Real han acordado el pasado lunes, en la tercera reunión que celebran desde 2008, coproducir seis óperas para las próximas temporadas y presentar un nuevo abono conjunto, de un centenar de unidades, para cuatro espectáculos y en funciones de fin de semana.

Las producciones que liderará el coso barcelonés serán «Evgeni Onegin», «Jenufa» y «La fanciulla del West», mientras que «Rusalka», «María Stuarda» y «La sonámbula» estarán encabezadas por el Real.

Recientemente, las dos instituciones ya anunciaron para sus temporadas 2022-2023 la coproducción de ópera y danza de «Dido & Aeneas», de Purcell, con la dirección musical de William Christie y la dirección de escena y coreografía de Blanca Li, que se estrenará en enero de 2023 en los Teatros del Canal y en junio del mismo año en el Liceu.

Por otra parte, el nuevo abono conjunto, que estará disponible a partir del 10 de octubre, será para los espectáculos «Il trittico», de Puccini, en el Liceu, el sábado, 3 de diciembre; «Macbeth», de Verdi, creación de Jaume Plensa, también en el coliseo de la Rambla, el 25 de febrero; «Nixon in China», de Adams, en el Real, el domingo, 30 de abril, y para «Il turco in Italia», de Rossini, en el Real, el sábado 3 de junio.

Tanto el presidente del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany, como el del Teatro Real, Gregorio Marañón, han coincidido en valorar muy positivamente este tipo de encuentros de «gran colaboración y de no competición».

Marañón ha aseverado que «realmente hemos establecido un oasis de convivencia, que es enormemente fructífero para las dos instituciones y, por supuesto, para la ciudadanía. En esta ruta estamos y en este camino estamos dispuestos a seguir».

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, también ha destacado la importancia de la reunión al ser «la demostración de que se puede cooperar, de que todo el mundo sale ganando», mostrando que la oferta que se puede dar a conocer en todo el mundo entre Madrid y Barcelona «desde el punto de vista cultural es insuperable y, por tanto, merece la pena seguir trabajando juntos y hacer muchas cosas de la mano, porque todos ganamos».