Imagen logo de la OPI

El presidente peruano insiste en negar presuntos actos de corrupción

 13 junio, 2022

Lima, 13 jun (EFE).- El presidente peruano, Pedro Castillo, reiteró este domingo que él jamás será salpicado por la corrupción y prometió redoblar esfuerzos durante su gestión para «luchar de manera frontal contra este flagelo» por el que la Fiscalía abrió recientemente una investigación preliminar en su contra.

«A mi jamás me van a ver metido en actos de corrupción, por lealtad a mi padre, a mis hijos, los maestros del Perú y los pueblos olvidados», enfatizó el mandatario en una entrevista con el canal estatal TV Perú, luego de cumplir más de 100 días desde su última declaración a la prensa.

Durante el diálogo, Castillo aseveró que colaborará con la Justicia y acudirá al llamado de la Fiscalía, que lo ha convocado para declarar después de incorporarlo a las investigaciones contra varias personas de su entorno por presuntamente formar parte de una red criminal en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) para adjudicar ilegalmente licitaciones de obras públicas.

«Me voy a someter, ese es mi compromiso con el país (…) estoy totalmente dispuesto (a acudir). Voy a colaborar, voy a concurrir al llamado del fiscal u otras instancias que tengan que ver por la investigación», señaló.

A fines de mayo pasado, se conoció la decisión del fiscal de la Nación, Pedro Sánchez, de investigar a Castillo, quien se convirtió así en el primer presidente peruano en ser investigado, sin suspensión, durante su mandato por presuntos cargos en el ejercicio de sus funciones.

Esta investigación responde en parte a las confesiones de la empresaria y aspirante a colaboradora eficaz Karelim López, quien mencionó entre los integrantes de esta supuesta organización al exsecretario presidencial Bruno Pacheco, así como a exministros, empresarios y sobrinos del gobernante, para quienes se han dictado 36 meses de prisión preventiva.

Sobre sus sobrinos implicados en este caso, Fray Vásquez Castillo y Gian Marco Castillo, actualmente prófugos de la Justicia, el gobernante declaró que no ha vuelto a conversar con ellos.

«He venido acá para darle otro viraje a este país. Estoy dispuesto a dar todo mi esfuerzo y estoy seguro que a partir de este Gobierno no ha a haber más gobiernos bajo las rejas», declaró.

En otro momento, Castillo negó la existencia de un gabinete en la sombra, rechazó que Vladimir Cerrón, líder y fundador del partido marxista Perú Libre, que lo llevó al poder en julio de 2021, tenga injerencia en su Gobierno y acusó a un sector de la prensa de tratarlo de «comunista, incapaz y ladrón».

«Eso no le hace bien al país», sostuvo el jefe de Estado, quien hizo un llamado a la unión y al cese de la confrontación con el Congreso que, dominado por la oposición, ya acumula dos intentos fallidos para sacarlo del poder.

GARANTIZAR SEGURIDAD ALIMENTRIA

Durante la entrevista, el gobernante aseguró que su gestión seguirá trabajando para mitigar el alza de precios internacionales y la crisis de fertilizantes y hará «todo lo posible para que la agricultura familiar sea una prioridad».

«Acá hay un gobierno que va a garantizar la alimentación del pueblo peruano, la salud del pueblo peruano y la educación», resumió antes de apostillar que su gestión «no solamente» terminará el quinquenio sino también con las «brechas que han dejado los gobiernos anteriores».

Preguntado sobre los logros de sus 11 meses en el poder, el mandatario destacó los avances en el proceso de vacunación contra la covid-19, el retorno a la presencialidad en los colegios y la recuperación económica y la generación de empleo.

«Me siento satisfecho», concluyó tras sostener que no tiene «ningún enemigo político por ahora» y que sus enemigos son «la pobreza, la delincuencia, las grandes desigualdades y esa pandemia que se ha llevado a muchos compatriotas». EFE

csr/cfa