Imagen logo de la OPI

El bitcóin se estanca en los 30.000 dólares tras el desplome de terra y luna

 06 junio, 2022

Madrid, 6 jun (EFE).- El bitcóin, la criptomoneda más conocida del mercado, que llevaba una trayectoria bajista desde comienzos de año, ha vivido su peor crisis con el desplome de terraUSD hace casi un mes, y desde entonces se ha estancado en torno a los 30.000 dólares, cota que parece incapaz de superar.

Según los datos de mercado consultados por Efe, a la apertura de los mercados bursátiles en Europa de este lunes, el bitcóin sube un 4,62 % hasta los 31.308,73 dólares. En el año ha caído un 32,43 % y desde sus máximos históricos, que alcanzó el pasado noviembre en 68.991 dólares, se ha desplomado un 54,51 %.

En las tres semanas transcurridas desde la crisis de los criptoactivos causada por terra el precio medio del bitcoin ha sido 29.808 dólares.

El director de Coinmotion para España, Raúl López, explica que la pérdida de valor que han experimentado las criptomonedas este año se deben principalmente a factores geopolíticos y sanitarios, como la aparición de la variante ómicron de coronavirus a finales de 2021.

«Si nos centramos más en 2022 y sacamos de la ecuación a lo ocurrido con Luna, uno de los principales motivos ha sido el estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania», señala López.

Por su parte, el portavoz de eToro para España, Javier Molina, considera que en el entorno de incertidumbre actual los inversores se están deshaciendo de los activos más volátiles, lo que afecta al mercado de los criptoactivos.

También apunta a una cierta reordenación del sector, «tras dos años de importantes alzas es normal cierta recogida de beneficios».

EL DESPLOME DE TERRA Y LUNA

El desplome de terraUSD, una ‘stablecoin’ (activo digital respaldado por una moneda tradicional) que mantenía su paridad con el dólar a través de un complejo algoritmo vinculado a luna, una criptodivisa sin respaldo, afectó al precio a todo el sector.

El bitcóin se hundió en unas horas, cayó a 25.424 dólares, su mínimo desde diciembre de 2020 y, desde entonces, se ha estabilizado en el entorno de los 30.000 dólares.