Imagen logo de la OPI

Muestra explora dualidad entre «lo flamenco y lo jondo», entre Falla y Lorca

 05 junio, 2022

Madrid 5 jun.- La exposición «2 y 2 son 22», que se inaugura este sábado en Museo Casa Natal de García Lorca en Fuente Vaqueros (Granada) y que cuenta con piezas de Picasso o Zuloaga, plantea la dualidad entre «lo jondo y lo flamenco», entre Federico y Manuel de Falla, con el Concurso del Cante Jondo de 1922 como fondo.

Esta muestra, que forma parte de las actividades del conocido como «5 a las 5» que cada junio celebran el aniversario del nacimiento del poeta en 1898, se concibe como una aproximación original y nueva a las lecturas y exposiciones programadas con motivo del centenario de ese primen concurso nacional de cante.

La propuesta expositiva, comisariada por Pedro G. Romero y que se enmarca también en las actividades de divulgación y pedagogía de la Casa Natal de Lorca, cuenta con documentos pertenecientes a este museo y algunos préstamos, que se enriquecen con proyecciones audiovisuales e intervenciones escenográficas, ha explicado a EFE la diputada de Cultura, Fátima Gómez.

La exposición pretende visualizar y hacer palpable las diferencias poéticas que ya existían entre la posición de Manuel de Falla y Federico García Lorca en torno a «lo jondo y lo flamenco».

Entre las 25 piezas que la integran 22 son referencias históricas y tres de nueva creación, y destacan un grabado de Picasso y una pieza de Zuloaga, además del cartel original del Concurso de Cante Jondo de 1922, inspiración del mural que ocupa toda la sala.

«Es una exposición distinta, que plantea la dualidad entre lo jondo y lo flamenco, entre Falla y Lorca, a veces distantes, a veces cercanos», ha dicho Gómez, que la ha definido como un recorrido por el certamen flamenco de hace un siglo y la actividad cultural de ese momento histórico.

Por otra parte, este sábado también se abra el público el denominado «Espacio Loxa», antiguo despacho donde trabajó Juan de Loxa, impulsor y director del Patronato García Lorca durante más de dos décadas y que queda como zona visitable junto a la sala Anna María Dalí, que lleva el nombre de la hermana del pintor surrealista de Figueras.

El patronato le rinde homenaje de esta forma, abriendo al público el que fuera su espacio de trabajo, un lugar «discreto y sencillo» donde Juan de Loxa fue construyendo los «sólidos pilares» en los que se sustenta la Casa Natal para convertirla en lugar de encuentro por donde han pasado todos los supervivientes, amigos y familiares de Federico: Alberti, Mari Carmen García Lasgoyti, de Rafael Martínez Nadal, Pilar López, Eduardo Rodríguez Valdivieso o Isabel García Lorca, entre otros.

Coincidiendo con este homenaje a De Loxa, se vuelven a exponer los documentos que la hermana de Salvador Dalí donó en 1987, cuando la casa natal de Federico no había cumplido todavía un año de vida, con objetos guardados durante años junto a otras fotografías y obras que con el paso de los años fueron llegando de la mano de Emilia Pomés, Josefina Cussi o Antonina Rodrigo.

Entre ellas está una de las sillas de la terraza de Cadaqués, el boceto original de decorado de Mariana Pineda o el retrato de Dalí a tinta que Federico García Lorca tituló «Slavdor Adil», a lo que se suma la proyección de las imágenes que grabó Luis Buñuel a la familia Dalí.

También como tributo a Juan de Loxa, se va a ofrecer un fragmento del espectáculo «Loxa», con la bailaora Leonor Leal, acompañada de María Marín (guitarra y cante) y Antonio Moreno (percusión y recitado).

Esta propuesta expositiva se integra en la programación por el 124 aniversario del nacimiento del poeta, que conmemora a su vez el primer homenaje público que se le ofreció en 1976 y que este domingo tendrá su acto central con la entrega del premio Pozo de Plata al bailaor Manuel Liñán.