Imagen logo de la OPI

La industria aeronáutica valenciana, un pequeño núcleo con grandes propósitos

 05 junio, 2022

Madrid 5 jun.- La industria aeronáutica y aeroespacial valenciana es joven y todavía la integran pocas empresas, pero empiezan a ser un pequeño núcleo relevante en el sector español que busca oportunidades de colaboración enfocadas a acceder a proyectos grandes y, al mismo tiempo, atraer a otras empresas para que se instalen en la Comunitat.

El germen de esta industria tiene varios factores: uno de ellos, la puesta en marcha de la titulación de ingeniería aeronáutica que imparte la Escuela Técnica Superior de Ingeniería del Diseño (ETSID) de la Universitat Politècnica de València (UPV) y que nació en el curso 2005/2006, de la que sale anualmente un centenar de ingenieros, según datos proporcionados por la universidad.

“Si siembras y estás en un contexto de emprendimiento de los jóvenes dentro de su tierra, que es una tendencia de los últimos años, y a ello le sumas empresas del sector que hemos querido instalarnos en Valencia después de haber estado trabajando fuera, tienes el fruto”, explica a EFE Pepe Nieto, presidente de ESPAI AERO, la primera asociación aeroespacial de la Comunitat Valenciana.

La industria aeronáutica y aeroespacial valenciana es joven y todavía la integran pocas empresas, pero empiezan a ser un pequeño núcleo relevante en el sector español que busca oportunidades de colaboración enfocadas a acceder a proyectos grandes y, al mismo tiempo, atraer a otras empresas para que se instalen en la Comunitat.

El germen de esta industria tiene varios factores: uno de ellos, la puesta en marcha de la titulación de ingeniería aeronáutica que imparte la Escuela Técnica Superior de Ingeniería del Diseño (ETSID) de la Universitat Politècnica de València (UPV) y que nació en el curso 2005/2006, de la que sale anualmente un centenar de ingenieros, según datos proporcionados por la universidad.

“Si siembras y estás en un contexto de emprendimiento de los jóvenes dentro de su tierra, que es una tendencia de los últimos años, y a ello le sumas empresas del sector que hemos querido instalarnos en Valencia después de haber estado trabajando fuera, tienes el fruto”, explica a EFE Pepe Nieto, presidente de ESPAI AERO, la primera asociación aeroespacial de la Comunitat Valenciana.

“La oportunidad está creada. Con el impulso de jóvenes, si la Comunidad Valenciana crea un caldo de cultivo para el crecimiento, todo va a ir mucho más rápido”, pronostica Nieto.

La recién creada ESPAI AERO -que conforman las firmas valencianas PLD Space, fentiSS, Arkadia Space, COMET Ingeniería, DAS Photonics, NAX Solutions y Orbital EOS- quiere sondear a empresas que se dedican al sector aeroespacial y aeronáutico con las que las siete fundadoras han tenido poco contacto hasta el momento o desconocen su existencia.

Hasta ahora las empresas han funcionado de manera independiente y no ha existido un entorno colaborativo pero, según Nieto, es “posible y deseable” que en los próximos meses “conozcamos a más empresas que están en el sector y ni siquiera habíamos oído hablar de ellas”.

ESPAI AERO pretende aglutinar a todos los actores industriales valencianos de los sectores espacial y aeronáutico y buscar oportunidades de colaboración entre empresas, muchas de ellas de pequeño tamaño, para poder acceder a proyectos de mayor envergadura a través de la búsqueda de financiación pública y privada.

Asimismo, quiere atraer a la Comunitat Valenciana a empresas que quieran instalarse en la región.

Con ambos objetivos, a largo plazo la industria aeroespacial valenciana podría llegar a representar un 10 % en el sector español, similar al porcentaje del PIB que aporta al conjunto de España.

Un nicho de empleo

La industria aeroespacial es un sector estratégico y de alto valor añadido, que supone casi un 7 % del PIB industrial en España.

Las empresas que la conforman están en crecimiento, algunas con expectativas importantes, y el empleo que generan es de alto valor añadido, lo que aporta beneficios al propio sector y, además, tiene un efecto de transferencia de tecnología y empleo cualificado hacia otros sectores industriales, desde automoción hasta el fotovoltaico, pasando por las telecomunicaciones y la electrónica, y a materiales avanzados como las baterías.

En el contexto europeo, la industria espacial es dependiente de terceros países (Estados Unidos, Rusia, Japón o China) y, dada la coyuntura actual, desde Europa se está intentando favorecer “la no dependencia” y ser fabricantes de componentes y lanzadores de satélites.

En esos campos, la industria valenciana tiene “mucho que decir”: por ejemplo, PLD Space desarrolla cohetes reutilizables y tiene a la vista lanzar su prototipo Miura 1; fentiSS es puntera a nivel mundial en software embarcado en satélites, y Orbital EOS detecta emisiones de vertidos en el mar con los datos recogidos por satélites.