Imagen logo de la OPI

El Constitucional por un solo voto revisa la condena de Portu por atentado T-4

 03 junio, 2022

Madrid, 3 jun (EFE).- El Tribunal Constitucional ha rechazado por un solo voto los recursos de los etarras Martín Sarasola y Mikel San Sebastián para que el Supremo revisara su condena a 1.040 años de prisión por el atentado en la T-4 en el aeropuerto de Barajas el 29 de diciembre de 2006.

Se trata de las misma decisión que ya adoptó el pasado mes de mayo el tribunal de garantías con respecto al etarra Igor Portu.

En concreto, el tribunal de garantías desestima los recursos de amparo de Martin Sarasola Yarzabal y de Mikel San Sebastián Gaztelumendi contra la decisión del Supremo de no autorizar la interposición de un recurso extraordinario de revisión contra sus condenas y rechazar la nulidad de actuaciones.

Cinco de los once magistrados han anunciado la formulación de un voto particular, todos ellos progresistas: el vicepresidente, Juan Antonio Xiol, las magistradas Maria Luisa Balaguer e Inmaculada Montalbán, y los magistrados Cándido Conde-Pumpido y Ramón Sáez.

Estos dos etarras junto a Igor Portu fueron condenados en 2010 por la Audiencia Nacional a 1.040 años de prisión por dos delitos de asesinato terrorista, 48 asesinatos en grado de tentativa y estragos. Esta sentencia devino firme al no ser recurrida.

El Tribunal Supremo denegó en 2019 la petición que presentaron los tres etarras autores del mortal atentado de la T-4 del aeropuerto de Barajas de 2006 para revisar su sentencia después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenara a España por los malos tratos que se infligió a dos de ellos durante su detención.

En ese auto, la Sala Segunda del Supremo denegó la autorización para que Igor Portu, Martin Sarasola y Mikel San Sebastián planteen un recurso extraordinario de revisión contra la sentencia de la Audiencia Nacional, que les condenó en 2010 a 1.040 años de prisión.

Habían basado su petición en la sentencia que dictó en febrero del año pasado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y que condenó a España por los malos tratos infligidos a Portu y Sarasola durante su arresto y detención. EFE

pgm-rma/ram/jvc