Imagen logo de la OPI

Argentina flexibiliza el mercado cambiario para la industria del conocimiento

 03 junio, 2022

Buenos Aires, 3 jun (EFE).- El Gobierno argentino anunció este jueves una «flexibilización» del mercado cambiario para las empresas de la economía del conocimiento que aumenten sus exportaciones, con el objetivo de apuntalar el desarrollo del sector y de «retener los talentos» del país, informaron fuentes oficiales.

La medida, anunciada por el Ministerio de Economía en un comunicado, permitirá que estas compañías accedan al mercado cambiario por el 50 % del incremental de sus exportaciones, siempre que este sea destinado a hasta el 20 % de los salarios pagados.

Asimismo, los profesionales que brindan servicios al exterior de forma particular, como programadores o psicólogos, podrán ingresar directamente sus honorarios en dólares en entidades financieras del país, hasta un límite de 1.000 dólares mensuales, sin necesidad de liquidar esas divisas en el mercado de cambios.

«La medida apunta a potenciar el desarrollo del sector, incrementar las exportaciones, retener los talentos de Argentina, potenciar el desarrollo de nuevos proyectos y favorecer la acumulación de reservas», destacó el Ministerio de Economía.

Integrado por cuatro cadenas productivas (servicios empresariales, industrias culturales, investigación y desarrollo, software y servicios informáticos), el sector de la economía del conocimiento supone un 5,4 % del PIB y del 7,1 % del total de exportaciones de bienes y servicios de Argentina, según datos oficiales.

El Gobierno argentino anunció la semana pasada una medida similar para las empresas productoras de hidrocarburos, que también gozarán de un régimen especial de acceso a divisas, con el propósito de impulsar las inversiones de petróleo y gas en el país.

Ambas iniciativas flexibilizan las restricciones cambiarias que aplica Argentina para administrar la escasez de divisas, que dificultan el acceso a dólares para realizar importaciones, el pago de deudas y la remisión de utilidades al exterior y que el propio presidente del Banco Central, Miguel Pesce, reconoció que generan «enojo» en el sector privado. EFE

jacb/rgm/dmt