Imagen logo de la OPI

Overbooking en la fiesta de bienvenida del Primavera Sound pospademia

 02 junio, 2022

Madrid 2 jun.- Centenares de personas se han quedado sin poder entrar a los primeros conciertos del Primavera Sound, que empieza mañana en su formato masivo y este miércoles ha ofrecido a todos los que disponían de entrada para alguno de los dos fines de semana en el Fòrum la posibilidad de asistir a una fiesta de bienvenida en el Poble Espanyol.

A las siete de la tarde ya se habían formado larguísimas colas en las proximidades del recinto de Montjuïc donde actuaban cuatro grupos y poco después de las ocho los responsables de seguridad han avisado a los que todavía esperaban de que el recinto ya había alcanzado su aforo máximo y que se cerraba la entrada.

Algunos han optado por intentar infructuosamente convencer a los trabajadores del Primavera de que les dejaran entrar, otros se han ido y otros se han quedado esperando a que saliera alguien del interior y les dejaran entrar.

Mientras en el exterior los que esperaban desesperaban, en el interior ya se respiraba ese ambiente festivalero alegre y contagioso que tanto han echado de menos los asiduos del macrofestival barcelonés durante los dos años de pandemia.

El punk adolescente de las californianas The Linda Lindas ha dado la bienvenida al Primavera Sound pospandémico, un festival que ha vuelto tras dos años de ausencia convertido en el más masivo de España.

Los organizadores y el público han decidido resarcirse con doce días de conciertos, el doble de lo habitual, durante los que se espera medio millón de asistentes y más de 500 bandas.

Todos estos miles de personas que tienen entrada para el Fòrum, un espacio con capacidad para 75.000 personas, pueden acceder también a las cerca de 200 actuaciones que el Primavera ha organizado los días 1, 5, 6, 7 y 8 de junio en 14 salas y espacios de la ciudad.

Entre ellos el Poble Espanyol que, además del concierto de hoy, también tiene previsto acoger el domingo 5 de junio a Paloma Mami y Cuco, y el miércoles 8 a Ride y Khruangbin.

El Poble Espanyol, con capacidad para 4.500 espectadores, es el lugar donde nació el Primavera Sound en 2001 y, veintidós años después, ha sido el espacio elegido para iniciar una edición 2022 en la que el festival quiere celebrar el veinte aniversario que no pudo conmemorar en 2020.

La fiesta de cumpleaños ha empezado con el punk de The Linda Lindas, una banda de adolescentes de entre 11 y 17 años, que han interpretado su himno «Racist, Sexist Boy», deudor del movimiento Riot grrrl.

La fiesta ha seguido con el indie rock bailable de las británicas Wet Leg, que han desgranado con talento los temas de un primer disco recién salido del horno.

Buena parte del público, especialmente el británico, ha ido al Poble Espanyol atraído por ellas y se ha ido cuando han acabado, lo que ha permitido a los organizadores volver a abrir las puertas y dejar entrar a los que habían tenido la paciencia de esperar una hora más.

El público de la repesca ha podido disfrutar de la desenfadada mezcla de baile, arte visual sin manías, jazz, house, techno y tropicalismo del quinteto de Sao Paulo Teto Preto y del pop electrónico pasado de vueltas de la japonesa residente en Estados Unidos Rina Sawayama.

Estos cuatro conciertos del Poble Espanyol no ha sido los únicos que ha organizado hoy Primavera Sound. En la sala Upload han tocado cuatro bandas más, enmarcadas también dentro del llamado Primavera en la Ciudad.

Pero lo de hoy ha sido solo un aperitivo. A partir de mañana pasarán por Barcelona estrellas del calibre de Nick Cave & The Bad Seeds, Gorillaz, Beck, Jorja Smith, Dua Lipa y Tyler, The Creator, algunos de los cuales harán dobletes para que los overbookings sean menos dolorosos.