Imagen logo de la OPI

Pequeños productores protestan con un «verdurazo» ante el Congreso argentino

 01 junio, 2022

Buenos Aires, 1 jun (EFE).- Un grupo de organizaciones sociales y productores agrícolas de Argentina se reunió este martes ante el Congreso, en Buenos Aires, para realizar un «verdurazo», en reclamo de políticas que fortalezcan el sector en medio del complicado contexto económico del país.

Bajo el lema «nosotros no somos el problema, somos parte de la solución», decenas de personas instalaron frente a la sede del Legislativo una feria con frutas, hortalizas y productos procedentes de las diferentes economías regionales, que vienen con grandes descuentos para visibilizar la situación que atraviesan los pequeños productores de Argentina.

Una de las demandas principales de este «verdurazo» fue la reglamentación de la Ley 27.118 de Agricultura Familiar, sancionada en diciembre de 2014, que contempla el desarrollo de los trabajadores rurales y la venta de sus productos en mercados más amplios, entre otros objetivos.

Daniel Marcos, del colectivo Dignidad Rural, una de las entidades organizadoras del evento, afirmó en declaraciones a Efe que esta ley «garantizaría la seguridad y la soberanía alimentaria» del país suramericano.

«Nosotros decimos que somos la solución, y no el problema, frente a lo que vendría a ser la crisis de este sistema que impuso el monocultivo y donde no se garantizan los alimentos sanos ni los precios. Quienes pueden garantizar eso son los productores de la agricultura familiar», destacó Marcos.

Otro de los reclamos del evento, según Silvina Correa, también de Dignidad Rural, fue el «acceso a la tierra» y a la vivienda por parte de los pequeños productores.

«Hoy, además de la producción, lo que estamos pensando es en la vivienda, en organizar pequeñas comunidades en las zonas donde vivimos: la idea es, en un corto plazo, vivir en el lugar donde producimos», sostuvo Correa en diálogo con Efe.

Este «verdurazo» también está motivado por la delicada situación económica de Argentina, un país que atraviesa serios desequilibrios macroeconómicos desde hace más de tres años, entre ellos una inflación galopante (58 % interanual en abril). EFE

jacb/rgm/rrt