Imagen logo de la OPI

La victoria de Marcos, el guion soñado para proteger la fortuna de la familia

 29 mayo, 2022

Manila, 29 may (EFE).- La abrumadora victoria electoral de Ferdinand «Bongbong» Marcos en las elecciones presidenciales filipinas era el guion soñado por su dinastía familiar para proteger la ingente fortuna que acumuló el siglo pasado y que algunos analistas consideran el mayor desfalco a las arcas de un Estado en la historia moderna.

El botín acumulado por su padre, Ferdinand Marcos (fallecido en 1989), durante su presidencia (1965-1986) y la esposa de este, Imelda, incluye desde lujosos apartamentos en Manhattan hasta cuadros de Picasso o Monet. Sin olvidar el símbolo más estrambótico de la fortuna que acumularon: los casi 3.000 pares de zapatos de diseño de Imelda que se encontraron en el Palacio de Malacañang tras la salida en helicóptero de la familia en 1986.

En aquella precipitada huida del país tras ser derrocados por una revolución popular dejaron atrás documentos y apuntes que desvelaban la fastuosa fortuna acumulada durante la llamada «dictadura conyugal» de Ferdinand e Imelda, una riqueza que difícilmente perseguirá el Gobierno filipino con Bongbong, único hijo varón de la pareja, en la presidencia del país.

Desde que los Marcos fueron defenestrados, el Estado filipino ha tratado de rescatar las riquezas expoliadas a través de la Comisión Presidencial para el Buen Gobierno (PCGG, por sus siglas en inglés) una institución fundada ex profeso en 1986 y que ha ejercido de acusación en numerosos juicios contra la familia. La PCGG estimó el desfalco en unos 10.000 millones de dólares, un tercio del Producto Interior Bruto de Filipinas en el año de su huida.

Los expertos creen que la Comisión, que ha conseguido recuperar unos 3.600 millones de dólares para el Estado y depende directamente del Gobierno filipino, perderá su poder de persecución y su razón de ser a partir del 30 de junio, día en que Marcos Jr. jure como presidente.

“A partir de ahora será la Comisión de Recuperación de la Riqueza de los Marcos”, opina irónicamente en una entrevista para Efe Ruben Carranza, un ex alto funcionario de la PCGG, quien piensa que precisamente las investigaciones de la Comisión durante estos años servirán a la dinastía para perseguir a aquellos que desvelaron tramas de corrupción o blanqueo de capitales durante los años de Marcos padre.

AÑOS DE PERSECUCIÓN

Durante estos años, los Marcos, que regresaron a Filipinas en 1991 después de la muerte de Ferdinand, han defendido su fortuna con empeño, alegando siempre que la riqueza había sido lícitamente acumulada por el patriarca antes de llegar al poder en 1965.

Sin embargo, todavía hoy se enfrentan al menos a 40 juicios civiles, Imelda Marcos ha apelado 11 sentencias en su contra que suman 77 años de cárcel por delitos de corrupción, y han consegudo evadir hasta ahora el pago de 3.900 millones de dólares en impuestos impagados que la Hacienda filipina les reclama.

Preguntado por el futuro de la Comisión, Carranza cree que el presidente saliente, el polémico Rodrigo Duterte, ya desmanteló el poder de la institución durante sus años de mandato (2016-2022), volviéndola «disfuncional» y «sin poder operativo», ya que apartó a los funcionarios más combativos.

Declarado admirador de Ferdinand Marcos, Duterte «se negó a pagar el abogado en un juicio en EEUU» para recuperar una propiedad millonaria supuestamente adquirida de forma ilícita por el dictador, en el que la Comisión ejercía de acusación, según desvela Carranza.

La actual dirección de la Comisión no ha querido contestar a Efe.

RIQUEZA DE LOS MARCOS

La fortuna actual de la dinastía sigue siendo un misterio. Pero Carranza opina que puede ser aún mayor de lo que se estima, porque muchos activos se han revalorizado con los años, entre los cuales hay lienzos de Picasso, Miguel Ángel o Monet, o propiedades inmobiliarias millonarias que no se recuperaron.

«En marzo de 1986, días después de la huida de los Marcos a EEUU, Bongbong llama a un banquero suizo para proteger una cuenta de 335 millones de dólares antes de que las autoridades Suizas la congelasen» a petición del Gobierno filipino, relata Carranza.

Durante los años en los que Carranza trabajó en la PCGG (2001-2004), la Comisión ganó un litigio contra la familia Marcos, en el que el Tribunal Supremo declaró como fortuna ilícita varias cuentas en Suiza con «más de 680 millones de dólares, joyas de Imelda valoradas en más de 10 millones y otra cuenta en Nueva York con 50 millones de dólares».

La familia Marcos sigue defendiendo que la fortuna fue adquirida legalmente, gracias a la visión empresarial de Marcos padre, «gran hombre de negocios».

Sin embargo, Carranza afirma que todos estos años de investigaciones y casos judiciales «evidencian una abrumadora red de corrupción» durante los años en los que la dinastía gobernaba el país, y que a partir de ahora se ocuparán de «limpiar su nombre y manipular la historia en su favor».

El 6 de junio, el Libro Guiness de los Records delibera si el desfalco de los Marcos es el mayor robo al erario público de la historia, un registro que mantuvieron durante años y que retiraron «para revisar» a principios de este año. EFE

fsg/esj/amg