Imagen logo de la OPI

El Rayo aprueba un curso marcado por su histórico papel en la Copa del Rey

 22 mayo, 2022

Madrid, 22 may (EFE).- El Rayo Vallecano despidió la temporada con el principal objetivo cumplido, la salvación, y con el histórico papel realizado en la Copa del Rey al llegar a semifinales, pero con un sabor agridulce por las tres derrotas consecutivas cosechadas en los últimos tres partidos de Liga.

El conjunto madrileño inicia las vacaciones de verano tras cerrar un curso con aprobado de nota pero con algunos aspectos muy definidos a mejorar la próxima campaña, en la que volverá a liderar el proyecto deportivo Andoni Iraola, que esta semana renovó hasta 2023 con el equipo vallecano.

La primera mitad de campeonato fue inmejorable para el Rayo, que llegó al final de la primera vuelta como cuarto clasificado con 33 puntos, desplegando un juego muy vistoso y haciendo del estadio de Vallecas un fortín inexpugnable con ocho victorias y un empate.

Todo cambió en la segunda mitad, en la que el equipo vallecano acusó el desgaste físico y la euforía anímica de la Copa del Rey, en la que cayó en semifinales con un gol del Betis en el tiempo añadido del partido de vuelta en el Benito Villamarín.

En la segunda vuelta del campeonato el Rayo se vino abajo y su balance fue de once derrotas, seis empates y solo dos victorias, ninguna en Vallecas, puesto que el último triunfo de local fue el 18 de diciembre de 2021.

De hecho, en cómputo general, el Rayo pasó trece partidos seguir sin ganar en Liga, su peor racha en Primera, y llegó a acercarse peligrosamente al descenso, del que escapó con esas dos victorias a domicilio frente a Espanyol y Barcelona que le dieron la salvación.

Con la permanencia asegurada el Rayo dio muestras de relajación, como dijo Iraola en varias conferencias de prensa, y se mostró un equipo vulnerable más pendiente de las vacaciones que de la competición.

Esta temporada también dejó buenas noticias en cuanto a nombres propios. El lateral izquierdo Fran García demostró ser un jugador con mucha proyección y su anterior equipo, el Real Madrid, ha seguido atentamente sus evoluciones sin descartar una posible vuelta.