Imagen logo de la OPI

El máximo responsable de ACNUR visitará la isla para rohinyás en Bangladesh

 22 mayo, 2022

Dacca, 22 may (EFE).- El alto comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, inició este sábado un viaje oficial de cinco días a Bangladesh, donde buscará apoyo para los rohinyás y visitará los campos que acogen a los miembros de esta minoría en el sureste del país y en la remota isla de Bhasan Char.

«Durante su visita a los campamentos y a Bhasan Char, Grandi se reunirá con refugiados rohinyá para hablar sobre sus necesidades, desafíos y esperanzas para el futuro», informó hoy ACNUR en un comunicado coincidiendo con la llegada del alto comisionado a Dacca.

Una portavoz de ACNUR en Bangladesh, Regina de la Portilla, explicó a Efe que se espera que Grandi visite el martes la isla si las condiciones meteorológicas lo permiten.

Esta es la primera visita del máximo responsable de ACNUR a los campos de refugiados en Bangladesh desde el inicio de la pandemia, después de que viajara al país por última vez en marzo de 2019.

Según el comunicado, Grandi se reunirá también con representantes del Gobierno bangladesí «para discutir la respuesta en curso para los refugiados rohinyá», y destacará «la necesidad de un apoyo internacional sostenido cuando se reúna con donantes y socios claves que apoyan la respuesta humanitaria» para esta atacada minoría.

Bangladesh acoge a unos 926.000 rohinyás huidos de la vecina Birmania (Myanmar), entre ellos alrededor de 738.000 que desde agosto de 2017 tuvieron que escapar de una campaña de persecución y violencia lanzada por el ejército birmano, una operación que la ONU calificó de limpieza étnica y posible genocidio.

Ante la masificación de los campamentos de refugiados en Cox’s Bazar, en el sureste del país, las autoridades bangladesíes habilitaron la isla de Bhasan Char en la bahía de Bengala como destino alternativo para los rohinyás, una medida que contó con detractores, al denunciar la falta de libertad para abandonarla.

El proyecto inicial pretendía reubicar a unos 100.000 refugiados en Bhasan Char, una isla de unos 40 kilómetros cuadrados hasta entonces deshabitada y propensa a sufrir inundaciones, y desde el inicio de los traslados en diciembre de 2020, tres años después del anuncio, cerca de 23.000 rohinyás han sido reubicados.

Bangladesh firmó el pasado octubre un acuerdo con la ONU para brindar apoyo humanitario a los rohinyás en la isla, proporcionándoles protección, educación, formación profesional, medios de subsistencia y sanidad, con el objetivo de aumentar su nivel de vida y prepararles para un futuro regreso a Birmania. EFE

am-mt/rml