Imagen logo de la OPI

El Gobierno dominicano atribuye los apagones a recientes averías en varias plantas

 20 mayo, 2022

Santo Domingo, 20 may (EFE).- El Gobierno dominicano afirmó este jueves que los apagones que han afectado a varias regiones del país en las últimas semanas obedecen a la salida por mantenimiento o averías de varias plantas eléctricas.

Entre las plantas afectadas se encuentra la termoeléctrica de Punta Catalina, la mayor del país, que tiene uno de sus generadores fuera de servicio por mantenimiento, según explicó el ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, en rueda de prensa.

En varias ciudades dominicanas se han reportado cortes de electricidad de al menos ocho horas al día en los últimos días, una situación que no era habitual en tiempos recientes.

Desde que se inauguró Punta Catalina, en 2020, una planta con capacidad de generación de 752 megavatios, los apagones se redujeron de forma significativa en el país.

El ministro garantizó que los apagones comenzarán a disminuir este jueves con la entrada al sistema eléctrico de 250 megavatios y otros 150 megas se añadirán a más tardar el domingo próximo.

Para el ministro los problemas de suministro se producen porque la demanda es prácticamente igual a la oferta y cuando una o varias plantas salen servicio por cualquier motivo, se producen los apagones.

El funcionario fue categórico en afirmar que la «causa fundamental» del déficit de generación que existe en el país fue la decisión de «gestiones anteriores» de «no construir a tiempo» las plantas eléctricas que necesita un país en desarrollo como es República Dominicana.

Aseguró que en abril pasado concluyó «satisfactoriamente» una licitación de «urgencia» que permitirá aportar al sistema eléctrico 400 megavatios en octubre venidero, «suficientes para abastecer la demanda».

Almonte, quien estuvo acompañado de los administradores de las estatales empresas de distribución de electricidad, recordó que también se construirá una generadora de 800 megas en el municipio de Manzanillo, Montecristi, además de una terminal de gas.

«En 2020 heredamos un déficit estructural por parte de gestiones pasadas, por lo que además de la estación que se construirá en Manzanillo, se dispuso otra licitación por otros 800 megavatios que ya está en fase avanzada de conclusión y que esperamos sea adjudicada antes de septiembre», afirmó.

Dio seguridades de que entre 2022 y 2026 se añadirán a la oferta eléctrica 2.000 megavatios, lo que, a su juicio, constituirá un «paso histórico», ya que la oferta de electricidad no solo superará la demanda máxima anual, sino que «siempre» dispondrá de una reserva de entre 10 % y 15 % de la demanda, para hacer frente a las averías y mantenimiento de las generadoras. EFE

rsl/mp/laa