Imagen logo de la OPI

Estopa se reencuentra con su gente tras la pandemia con un fiestón

 16 mayo, 2022

Barcelona, 16 may (EFE).- Afónico y feliz ha salido el público del multitudinario concierto con el que Estopa se ha reencontrado este sábado en Barcelona con sus paisanos, que han cantado a voz en grito todas las canciones y han bailado, se han abrazado, han bebido, fumado y saltado sin limitaciones pandémicas.

Todos estamos viviendo últimamente muchos reencuentros con la normalidad, pero si eres Estopa y decides organizar una fiesta para volver a ver a los tuyos, el tema adquiere otra dimensión.

Como preveían que la cosa iba a ser muy grande, Estopa ha buscado el mayor recinto disponible y ha elegido el Parc de Fòrum de Barcelona, con capacidad para 25.000 personas.

Aún así se les ha quedado pequeño y, con todas las entradas vendidas y el Fòrum lleno hasta el último rincón, los hermanos Muñoz han salido al escenario dispuestos a dar una alegría tras otra, a ritmo de rumba y rock.

La primera ha sido «Tu calorro». «Fui a la orilla del río y vi que estabas muy sola», ha entonado David Muñoz, y ya no ha tenido que hacer más, porque el público le ha tomado el relevo y ha cantado la canción de principio a fin, más fuerte que él.

«¿Qué pasa peña?, ¡venga esas palmas catalanas, arriba!», ha gritado tras «Vino tinto», y la multitud se ha venido arriba y a más de uno casi se le ha caído la cerveza. Demasiadas cosas a la vez.

El siguiente tema ha sido «Fuego», nombre del disco que editaron en octubre de 2019 para celebrar su 20 aniversario como banda y cuya gira tuvieron que anular por el confinamiento.

Durante estos dos años, como la cosa se alargaba, Estopa buscó la manera de ofrecer algunos conciertos, pero adaptados a las limitaciones de la pandemia, y han tenido que esperar hasta ahora poder volver a la carretera a lo grande.

«Gracias por no haber devuelto la entrada en todo este tiempo», ha agradecido José Manuel Muñoz a los presentes.

«Queríamos haber actuado antes -ha añadido David- y ha sido una pena porque sabemos que mucha gente se ha quedado por el camino. Queremos dedicar este concierto a todos los que no están aquí por el puto coronavirus, que parece que no existe, pero existe».