Imagen logo de la OPI

Optimismo en Bahamas ante una millonaria inversión para un puerto de cruceros

 15 mayo, 2022

San Juan, 15 may (EFE).- La inversión de 200 millones dólares anunciada por la compañía Carnival Cruise Line para desarrollar un puerto de cruceros en Gran Bahama despertó este sábado el optimismo de los empresarios locales, que piden más proyectos de este tipo para que remonte el sector.

Los datos del Gobierno de Bahamas apuntan a que esta inversión generará cientos de empleos durante la fase de construcción y, una vez finalizado el puerto, algo que se espera para 2024, un millar de puestos de trabajo permanentes.

El primer ministro Philip Davis dijo durante la ceremonia inaugural esta semana que este puerto de cruceros desempeñará un papel fundamental en el resurgimiento de la economía de Gran Bahama.

El propietario y operador de la empresa local Coco Nutz, dependiente del turismo de cruceros, Alfredo Bridgewater, aseguró este sábado que la noticia es «positiva» después de una década en la que el sector ha sufrido por la devastación causada por los huracanes y la pandemia.

Bridgewater dijo, no obstante, en declaraciones a la radio local que para cambiar Gran Bahama son necesarias más inversiones y que el gobierno actual tenga «un gran proyecto bajo la manga» para la isla.

Por su parte, Cassius Bowe, dueño de C&V Car Rental Company Limited, consideró que con este proyecto la isla se está moviendo «en la dirección correcta en términos de crecimiento de la economía».

Junto al nuevo puerto, Bowe indicó que también es necesario desarrollar un buen aeropuerto, ya que el actual está en mal estado desde el paso del huracán Dorian, que causó daños catastróficos en Gran Bahama en 2019.

Durante el acto inaugural, el presidente de Carnival Corporation, Arnold Donald, señaló que la compañía ha invertido cientos de millones de dólares en las Bahamas durante los últimos 50 años y prometió que seguirá haciéndolo en el futuro.

La economía de Bahamas depende principalmente del turismo, que supone más del 60 % del producto interno bruto (PIB) y emplea de forma directa e indirecta a la mitad de la fuerza laboral del archipiélago. EFE

se/mv/rrt