Imagen logo de la OPI

Dos obras de Basquiat retiradas en el último momento de la subasta de Christie’s

 11 mayo, 2022

Nueva York, 11 may (EFE).-  El artista haitiano-estadounidense Jean-Michel Basquiat fue el protagonista este martes en una subasta de arte del siglo XXI de la casa Christie’s, pero no por batir un récord de venta -tal y como hizo una de las Marilyn de su amigo Andy Warhol que se subastó ayer por 195 millones-, sino porque dos de sus obras fueron retiradas de la subasta.

Cuando se dio la noticia que las piezas «See Plate 3» y «Portrait of the Artist as a Young Derelict» se retiraban del evento, un murmullo tomó la sala.

Según comunicó Christie’s a la prensa después de la subasta, la razón por la que esas dos obras no salieron a la venta fue porque la casa de subastas y el vendedor consideraron que «el mercado no estaba listo».

Por su parte, la obra del artista alemán Gerhard Richter «Abstraktes Bild» se convirtió en la pieza más cara de la tarde al venderse por 36,5 millones de dólares en un par de minutos.

Pese a que la casa de subastas no había anunciado un precio estimado antes de iniciar el evento, esta obra abstracta de óleo sobre lienzo que fue pintada en 1994 era una de las obras que se esperaba que se vendiese a más valor, según la prensa local.

Entre las piezas que se subastaron a un mayor precio ninguna superó el máximo precio estimado por Christie’s.

La obra sin título del artista estadounidense Christopher Wool en la que se podía leer en grandes letras negras sobre un lienzo blanco «TROJNHOURS» se vendió por 8,405 millones dólares, aunque su precio estimado tenía una horquilla de hasta 12 millones de dólares.

Por su parte, el cuadro «Be Happy» de la japonesa Yoshitomo Nara se subastó a 6,42 millones de dólares, siendo su valor estimado máximo de 7,5 millones de dólares.

«Diamond In The Rough», del anónimo artista callejero Banksy, que estaba valorada entre 3 y 5 millones de dólares, se vendió a 3,66 millones de dólares.

Pese a que el precio no superó las expectativas que la casa de subasta tenía, Christie’s dijo a los medios de comunicación que estaban contentos porque la obra se vendió a un precio muy superior a la que el previo dueño la había comprado.

Otra de las características de esta pieza, es que se podía comprar con criptomonedas, al igual que la obra en NFT (tóquenes no fungibles) «Casa Batlló: Living Architecture» del artista audiovisual Refik Anadol.

La obra multimedia que reinterpreta la mítica fachada barcelonesa de la Casa Batlló, del arquitecto Antonio Gaudí, se vendió a 1,38 millones de dólares y Christie’s había estimado el valor de la obra entre 1 y 2 millones de dólares.

En total Christie’s vendió 31 obras de arte por 103.064.200 dólares. EFE

syr/fjo/cfa