Imagen logo de la OPI

Más de 1.200 obispos y curas filipinos apoyan a Robredo en las presidenciales

 04 mayo, 2022

Manila, 4 may (EFE).- Más de 1.200 obispos y sacerdotes de Filipinas hicieron público este miércoles su apoyo a la candidata Leni Robredo de cara a las elecciones presidenciales del próximo lunes 9 de mayo, mientras que una de las organizaciones religiosas más poderosas del país la Iglesia de Cristo (en tagalo Iglesia Ni Cristo) se decantó por Ferdinand Marcos Jr.

Los clérigos, pertenecientes al grupo católico Clero por una Elección Moral, pidieron a los fieles filipinos en una rueda de prensa en Manila que elijan a líderes «cuyos corazones realmente buscan el corazón del Buen Pastor, como Leni y Kiko», en referencia a Robredo y su compañero de candidatura, el aspirante a la vicepresidencia Kiko Pangilinan.

«No estamos progresando. Si queremos que nuestro país progrese necesitamos elegir a los líderes adecuados. No podemos simplemente optar siempre por el mal menor. La Iglesia tiene que tomar una posición», dijo el obispo Tony Tobias, en declaraciones recogidas por el portal Rappler.

Este grupo ya había publicado en abril un manifiesto en el que expresaba su apoyo a Robredo para evitar que el país sea gobernado «por aquellos que infligieron sufrimiento» en referencia a Marcos Jr, conocido como Bongbong, e hijo del fallecido dictador del mismo nombre.

En esta ocasión este grupo de la Iglesia católica, que habitualmente se mantiene neutral en los procesos electorales, reafirmó su posición con el apoyo de varios obispos a su manifiesto y el protagonismo de uno de ellos, Tony Tobias, en la presentación ante los medios.

A pesar de la enorme influencia social que la Iglesia mantiene entre sus adeptos (el 85 por ciento de la población) y de su protagonismo en momentos trascendentales de la historia reciente del país, apoyos similares de importantes figuras de la Iglesia no han parecido influir en los resultados electorales en anteriores citas.

Robredo, con una intención de voto del 23 por ciento según los últimos sondeos, se presenta como la única candidata que puede parar el decidido avance de Marcos hacia el palacio presidencial de Malacañang, que su familia tuvo que abandonar a la carrera en 1986, cuando su padre fue derrocado por una revolución pacífica liderada por la Iglesia Católica.

IGLESIA DE CRISTO

El fuerte apoyo a Marcos en las encuestas (56 por ciento en el último sondeo de Pulse Asia) puede recibir otro impulso tras la decisión anoche de la organización religiosa sectaria Iglesia de Cristo de pedir a sus fieles el voto para el hijo del fallecido dictador.

«La unidad de la Iglesia es reconocida por sus miembros de acuerdo con las Escrituras Bíblicas. Los miembros respetan la decisión de la Iglesia», reza el comunicado, para recordar a sus fieles que tienen que seguir las instrucciones que deciden los líderes de esta organización.

Aunque no hace público el número de fieles, se estima que tiene más de dos millones, lo que la situaría como la tercera religión del país, por detrás del catolicismo y el Islam.

Fundada a principios del siglo XX en Filipinas, este culto exige a sus fieles un enorme grado de compromiso, que incluye aportaciones económicas, la obligación (controlada con un registro) de asistir a los oficios religiosos dos veces por semana y la exigencia de seguir los dictados de sus líderes en las citas electorales, lo que le otorga un gran peso político. EFE

fsg-esj/raa/ig