Imagen logo de la OPI

Azerbaiyán dice que podría duplicar sus suministros de gas a Italia

 30 abril, 2022

Bakú, 30 abr (EFE).- El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, declaró hoy que el país podría duplicar sus suministros de gas a Italia, aunque para ello es necesario aumentar la capacidad de transporte del gasoducto Transadriático (TAP, en sus siglas en inglés).

«La potencia del TAP puede ser aumentada hasta 20.000 millones de metros cúbicos (anuales) mediante la instalación de estaciones compresoras adicionales», dijo el mandatario en una reunión con los participantes de la conferencia «Cáucaso Sur: desarrollo y cooperación».

En su intervención, transmitida en directo en redes sociales, Alíev indicó que para ello se requiere que los accionistas del TAP adopten el respectivo plan de inversión.

«Hay que entender que es una decisión que no se puede adoptar en el curso de un mes», explicó.

El presidente azerbaiyano indicó que el aumento de la potencia del TAP permitiría duplicar los suministros de gas natural a Italia, asunto que -dijo- ya debatió con el primer ministro italiano, Mario Draghi, y su ministro de Exteriores, Luigi di Maggio.

Descartó que Azerbaiyán pueda erigirse en competidor de Rusia en el mercado europeo del gas, ya que -admitió- «los volúmenes de suministros son incomparables».

Alíev subrayó que el único objetivo de Bakú en este ámbito es tener acceso un mercado estable y regulado como el europeo.

«Vendemos gas a diversos consumidores, pero es precisamente Europa que paga el mejor precio», añadió.

La guerra que se libra en Ucrania, tras la llamada «operación militar especial» lanzada en ese país por Rusia el pasado 24 de febrero, provocó un vendaval de sanciones económicas contra Moscú, que respondió, entre otras medidas, con la exigencia del pago en rublos de sus suministros de gas.

Bulgaria y Polonia se negaron cumplir esa demanda, ante lo cual Gazprom, el gigante ruso del gas, les cortó los suministros esta semana.

Este año Azerbaiyán planea suministrar cerca de 10.000 millones de metros cúbico de gas natural a través del TAP, que forma parte del llamado corredor gasístico sur, que comienza en la orilla del mar Caspio y se extiende hasta Italia.

El TAP mismo, con una longitud 876 kilómetros y un diámetro de 1.1129 milímetros, pasa por Grecia, Albania, por el fondo del mar Adriático, y llega a Italia, el principal receptor del gas azerbaiyano por esta vía. EFE

fg-mos/alf