Imagen logo de la OPI

Agradecen a la Madre Tierra con ceremonia ancestral en ruinas de Chichén Itzá

 22 abril, 2022

Mérida (México), 22 abr (EFE).- Semillas de cacao, maíz y calabaza; flores, frutas, pétalos, el sonar del caracol y un caparazón de tortuga en medio de la ofrenda, que simboliza el ombligo del mundo, fueron los elementos de la ceremonia ancestral que se realizó este jueves en la ruinas de Chichén Itzá, -ubicadas en el oriental estado mexicano de Yucatán-, para dar gracias y celebrar el Día Internacional de la Madre Tierra.

«La Tierra es sagrada, como nuestros ancestros, es el polvo que nos alimenta el cuerpo, el alma y el espíritu, por eso debemos agradecer todos los días, no sólo hoy», contó a Efe la sacerdotisa maya Brenda Campos Viana.

La guardiana de fuego, quien encabezó el acto en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra que se celebra cada 22 de abril, pidió permiso para que en la Cumbre Mundial de Medio Ambiente «S.O.S. Tierra» que se realizará en Mérida el 5 de junio próximo, «todo salga bonito», al tiempo que desgranó las bondades y los múltiples beneficios que surgen de la Tierra.

Ante representantes del evento S.O.S. Tierra, Cosmo Maya, la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Yucatán, el Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya, la organización Carta de la Tierra en México y otros ambientalistas del mundo, la sacerdotisa agradeció desde los cuatro puntos cardinales para que haya armonía familiar, «que no existan egoísmos, que comprendan que somos uno solo».

La ceremonia, que se realizó en la parte de atrás de la zona del Juego de Pelota, resultó emotiva y estuvo enmarcada por los enormes árboles del lugar que abrazaron con armonía a los participantes.

Uno de los invitados a la ceremonia, Mateo Alfredo Castillo Ceja, representante de la iniciativa internacional de la Carta de la Tierra en México y miembro de las Sabidurías de los pueblos del mundo, hizo un llamado a la unidad, «a recordar quiénes somos para lograr la armonía del Planeta».

«Nos encontramos en una crisis social, económica, política, ambiental, cultural y espiritual derivado de cómo hacemos las cosas y cómo nos tratamos», contó al tiempo que mirada la dirigió a la famosa pirámide El Castillo de Chichén Itzá.

Para contrarrestar los problemas social, económico y ambiental, reiteró el llamado que se ha hecho desde Naciones Unidas, celebrando la cosmogonía de los pueblos indígenas que desde el 2009 reconoce a a la tierra como la Madre Tierra, dadora de vida.

A su vez, Ernesto Kuri González, presidente de la organización Cosmo maya, dijo a Efe que el objetivo de esta ceremonia fue hacer un llamado al mundo para frenar con urgencia la amenaza ambiental que sufre el planeta, «que tiene entre sus repercusiones el cambio climático».

Desde el estado de Yucatán llamaron a unirse para revertir el daño al medio ambiente para que las nuevas generaciones de Méxicoy del mundo, vivan en un entorno saludable y lleno de armonía.

Juan Carlos Martínez Rivera, de la organización S.O.S Tierra, señaló que la tierra ha sido muy maltratada por los humanos.

«Por eso será relevante la Cumbre Internacional del Medio Ambiente que se realizará en Mérida, Yucatán, el 5 de junio próximo, ya que se buscarán alternativas y soluciones al problema ambiental que vive el mundo», expuso.

El 22 de abril es el Día Internacional de la Madre Tierra, una efeméride oficial proclamada por las Naciones Unidas en 2009 aunque se celebra desde el año 1970 con el objetivo de concienciar a la humanidad sobre los problemas generados por la superpoblación, la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales. EFE

mlh/jmrg/cfa