Imagen logo de la OPI

Resurrección en Sevilla: Vuelve la Fiesta

 17 abril, 2022

Sevilla (España), 17 abr (EFE).- Morante de la Puebla, Juan Ortega y Pablo Aguado forman el cartel de una tarde, la del Domingo de Resurrección, que devolverá la normalidad taurina a la plaza de la Maestranza de Sevilla, sur de España, después de una temporada en blanco, la de 2020, y un año de excepciones como el de 2021, en el que toda la programación taurina tuvo que quedar condensada en una atípica feria de San Miguel.

Se trata de un cartel que es la fachada más brillante del abono preparado por la empresa Pagés, que fue la primera en anunciar juntos los tres nombres en abril de 2021. Pero el aficionado tendrá que esperar a este domingo de Pascua para ver finalmente a Morante, Ortega y Aguado hacer el paseíllo juntos en la Maestranza.

Aquel anunciado festejo de la primavera 2021, como toda la temporada que se había preparado, tuvo que ser trasladado al otoño después del farragoso proceso en el que la empresa cifraba la reapertura de la plaza a contar con la mitad del aforo mientras la Junta de Andalucía mantenía la obligatoriedad de mantener un metro y medio de separación de localidad a localidad.

El cartel de Morante, Ortega y Aguado, con los toros de Juan Pedro Domecq, fue mudado con el resto de las combinaciones previstas a esa excepcional Feria de San Miguel que acabó siendo la primera gran feria de la era postcovid. Pero tampoco iba a poder ser. La rodilla de Pablo Aguado se rompió en el primer festejo –alternando con Morante y Roca- y el esperado trío hispalense se convirtió en un mano a mano entre Ortega y Morante.

Será, finalmente, el primer Domingo de Resurrección para Pablo Aguado que sí estuvo presente en la inauguración de la temporada excepcional de 2021 después de haber sido desplazado del esperado cartel pascual en 2020 –una temporada que se anunció pero no llegó a celebrarse- por cuestiones de política taurina y la elección de una corrida de Garcigrande por parte del entorno de Roca Rey.

Ortega también tenía que haber toreado en Sevilla en 2020. Su nombre figuraba en un cartel de oportunidades en la preferia. Pero la vida profesional del matador sevillano iba a dispararse a raíz de una corrida televisada desde Linares ese mismo año que le colocó en la primera línea.

Al año siguiente, en 2021, ya estaba en el disparadero y se le presentaron tres tardes en Sevilla que, mudadas a San Miguel, le convirtieron en uno de los sucesos del ciclo otoñal.

Morante es, finalmente, el emblema indiscutible de la tarde de Resurrección, de toda la Feria, del abono completo, de la mismísima temporada 2022 que ya no puede entenderse sin su empeño personal por pisar todo tipo de ruedos alternando con compañeros que habrían sido impensables con las estrategias al uso.

El eco de su faenón sanmiguelino sigue resonando en el recuerdo del aficionado. El diestro de La Puebla va a celebrar en 2022 su XXV aniversario de alternativa reforzando su compromiso con la profesión. Ese compromiso le llevará a doblar su presencia en muchas plazas y ferias para rebasar el centenar de corridas para emular a Gallito, su gran referente taurino.

Han pasado tres años largos, toda una pandemia, desde que el pasodoble «Maestranza» sonó por última vez en la tarde de Resurrección. Pero todo vuelve a estar en su lugar. Vuelve la fiesta. EFE

1010196

arm/av/ps/amg