Imagen logo de la OPI

Niño-Becerra: «La política siempre ha ido, e irá, detrás de la economía

 17 abril, 2022

Barcelona, 17 abr (EFE).- El economista Santiago Niño-Becerra, que acaba de publicar su nuevo libro, «¿Futuro, qué futuro?» (Pòrtic/Ariel), sostiene que «la política siempre ha ido, e irá, detrás de la economía» y que perderá progresivamente importancia en la toma de decisiones.

Actualmente, las 50 empresas más grandes del mundo ya facturan el 25 % del PIB del planeta, una cifra que irá en aumento y, según Niño-Becerra (Barcelona, 1951), propicia tanto la concentración del poder como el aumento de la desigualdad y la desaparición progresiva de la clase media.

En una entrevista con EFE, el experto opina que en el futuro aumentará aún más el poder de las grandes corporaciones y la concentración de capital económico en pocas manos, lo que reducirá el papel del Estado, que «irá ejecutando cada vez más las indicaciones que marca la economía».

Niño-Becerra, doctor en Economía y catedrático de Estructura Económica en la Universidad Ramon Llull, ya avisó en 2010 que la crisis del momento era sistémica, y ahora, con su nueva obra, pretende dar claves para sobrevivir a la crisis que comenzó en 2007 y que dará lugar a un nuevo modelo económico.

La pandemia de covid-19 supuso la ruptura de las cadenas logísticas y de suministro y la parada productiva de muchas fábricas, lo que, según el economista, únicamente agravó el proceso de inflación que había comenzado con la crisis económica anterior y que el Banco Central Europeo no prevé que cese hasta 2023.

Agencia EFEsáb, 16 de abril de 2022, 6:13 a. m.·3 min de lectura

Barcelona, 16 abr (EFE).- El economista Santiago Niño-Becerra, que acaba de publicar su nuevo libro, «¿Futuro, qué futuro?» (Pòrtic/Ariel), sostiene que «la política siempre ha ido, e irá, detrás de la economía» y que perderá progresivamente importancia en la toma de decisiones.

Actualmente, las 50 empresas más grandes del mundo ya facturan el 25 % del PIB del planeta, una cifra que irá en aumento y, según Niño-Becerra (Barcelona, 1951), propicia tanto la concentración del poder como el aumento de la desigualdad y la desaparición progresiva de la clase media.

En una entrevista con EFE, el experto opina que en el futuro aumentará aún más el poder de las grandes corporaciones y la concentración de capital económico en pocas manos, lo que reducirá el papel del Estado, que «irá ejecutando cada vez más las indicaciones que marca la economía».

Niño-Becerra, doctor en Economía y catedrático de Estructura Económica en la Universidad Ramon Llull, ya avisó en 2010 que la crisis del momento era sistémica, y ahora, con su nueva obra, pretende dar claves para sobrevivir a la crisis que comenzó en 2007 y que dará lugar a un nuevo modelo económico.

La pandemia de covid-19 supuso la ruptura de las cadenas logísticas y de suministro y la parada productiva de muchas fábricas, lo que, según el economista, únicamente agravó el proceso de inflación que había comenzado con la crisis económica anterior y que el Banco Central Europeo no prevé que cese hasta 2023.

«Hay dos tipos de inflación, la de demanda y la que estamos viviendo, que es estructural y se produce porque la oferta no es suficiente para cubrir la demanda actual. Esta solo se puede reducir equilibrando oferta y demanda, y la única forma de conseguirlo es haciendo que baje la demanda, es decir, que baje el consumo», explica Niño-Becerra.

En su opinión, la tecnología será la protagonista del nuevo modelo que surgirá tras la crisis, y al ser cada vez más barata y autónoma, sustituirá total o parcialmente la ocupación humana, por lo que las horas de trabajo de muchas personas dejarán de ser necesarias y hará falta menos mano de obra.