Imagen logo de la OPI

El presidente de Perú pone en marcha la mayor refinería de su país

 13 abril, 2022

Lima, 13 abr (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, puso este martes en marcha las operaciones «de arranque progresivo» de la Nueva Refinería de Talara, una obra considerada «histórica» en su país, que a plena capacidad podrá procesar hasta 95.000 barriles de crudo de alta calidad al día.

«Hoy es un día muy importante para nuestra industria de hidrocarburos y, mucho más, es un día muy importante para la economía nacional y para todos los peruanos», destacó Castillo, quien estuvo acompañado por el primer ministro, Aníbal Torres.

La nueva refinería reemplaza a la anterior planta ubicada en la localidad de Talara, en la región norteña de Piura, y procesará combustibles limpios, de alta calidad y económicos, según informó su operadora, la petrolera estatal Petroperú.

La empresa precisó que las pruebas de este «complejo sistema de arranque» durarán, cuando menos, seis meses, ya que se deben realizar interconexiones y sistemas requeridos para la puesta en servicio de 7.000 equipos y 35.000 instrumentos.

En el proceso participará personal especializado de Petroperú y de las empresas contratistas, las españolas Técnicas Reunidas y Cobra, así como de ExxonMobil (EE.UU.), Honeywell UOP (EE.UU.), Axens (Francia) y Haldor Topsoe (Dinamarca), que harán las pruebas de garantías de los procesos licenciados.

Durante la ceremonia, en la que también participaron el presidente del directorio de Petroperú, Humberto Campodónico, y el ministro de Energía y Minas, Carlos Palacios, se ordenó la secuencia de encendido de las luces del complejo y el arranque de la refinería mediante una orden remota a la sala de control.

Castillo sostuvo que este es «un paso fundamental para el Perú, porque es una de las obras de infraestructura más importantes» y se realiza «en momentos de crisis energética mundial», lo que «hace indispensable afirmar la soberanía» de los recursos naturales.

Campodónico sostuvo, por su parte, que, con esta operación, «comienza la cuenta regresiva para poner pronto en marcha una de las más modernas y avanzadas refinerías de esta parte del mundo».

Destacó en su valor estratégico y que el proyecto ha tenido continuidad durante los últimos gobiernos, desde 2010 hasta la actualidad.

«Un aspecto muy importante es que este complejo se financia con los ingresos de la propia empresa Petroperú y no utiliza los fondos del tesoro público», remarcó.

A su turno, el ministro de Energía y Minas aseguró que Petroperú «es una empresa sólida, de todos los peruanos» y ahora «tendrá la capacidad de producir combustibles de alta calidad y bajo precio».

Palacios anunció, además, que su despacho está trabajando con Petroperú para desarrollar la industria petroquímica en el país.

En la ceremonia participaron, además de otras altas autoridades del Ejecutivo y el Congreso peruano, el embajador de España en Perú, Alejandro Alvargonzález, representantes de empresas privadas y trabajadores de Petroperú. EFE

dub/cpy