Imagen logo de la OPI

Osasuna se afianza en El Sadar antes de recibir al Madrid

 12 abril, 2022

Madrid 12 abr.- Osasuna firmó este domingo su tercera victoria consecutiva en casa en 90 minutos a medio gas que sirvieron a los de Jagoba Arrasate para confirmar su mejoría de resultados en su feudo.

El mito de fortaleza en torno al estadio del conjunto navarro ha sido una de las mejores armas a lo largo de la historia de un club llamado a sacar las permanencias con el aliento de los suyos, algo que este año no estaban consiguiendo y que ayer corroboraron con otro triunfo.

Los rojillos necesitaron cinco partidos para conseguir los primeros tres puntos del curso en casa. Fue ante el Rayo Vallecano el 2 de octubre por 1-0. Tras ello se sucedieron tres empates y dos derrotas hasta conseguir celebrar una nueva victoria en su reformada instalación tres meses y siete días después frente al Cádiz.

Osasuna fue sumando nuevos puntos en su mochila que acercaron al equipo a una tempranera permanencia virtual. Entonces, la asignatura pendiente se fijó en contentar a una hinchada falta de alegría en su templo. El Villarreal se marchó sin premio de Pamplona en un choque en el que Chimy Ávila puso contra las cuerdas a los de Emery con su gol.

El Levante fue su próxima presa y los de Arrasate no desaprovecharon la ocasión de mantener a raya a un rival directo a pesar de la diferencia en la clasificación. El 3-1 les acercó a los 38 puntos para dar un salto de gigante hacia la salvación.

El domingo, con el tanto facturado por Ante Budimir en el tiempo añadido ante el Alavés, Osasuna podría pensar en objetivos más ambiciosos en Mestalla. El Valencia aguarda en su estadio a un Arrasate que comentó que, “si ganamos en Valencia, podemos pensar en otra cosa. Necesitamos un golpe sobre la mesa”.

Lo cierto es que será un reto de lo más complicado e histórico. La última vez que Osasuna venció a orillas del Turia fue en la campaña 2003/2004 por 0-1 gracias al solitario tanto en propia puerta de Mauricio Pellegrino.

El líder de LaLiga Santander y principal candidato al título, el Real Madrid, visitará El Sadar el próximo miércoles día 20 con la idea de continuar su camino hacia el campeonato a costa de un equipo en racha. Será ahí cuando los rojillos puedan mostrar sus mejoras de las últimas semanas junto con su afición.