Imagen logo de la OPI

La derecha francesa pide donaciones urgentes ante el riesgo de desaparecer

 12 abril, 2022

París, 12 abr (EFE).- El partido de la derecha tradicional francesa Los Republicanos (LR) lanzó este lunes un llamamiento desesperado para conseguir con carácter urgente donaciones que le permitan afrontar los 7 millones de euros del presupuesto electoral tras la debacle en la votación de ayer ante el riesgo de desaparecer.

«Está en juego la supervivencia de LR y la supervivencia de la derecha republicana», subrayó en una breve declaración a la prensa la candidata de la formación en los comicios presidenciales, Valérie Pécresse, que este domingo quedó descalificada de la segunda vuelta.

Con un 97 % del voto escrutado, Pécresse obtiene solo un 4,79 % de los votos, un resultado históricamente bajo para su formación, que en 2017 con François Fillon como candidato había logrado el 20,01 %.

Al no llegar al umbral del 5 %, su partido no obtendrá el reembolso de los siete millones de euros de gastos electorales que esperaba y de ahí que la presidenta de la región de París dijo que «la situación financiera de mi campaña es crítica».

«Los Republicanos no pueden hacer frente a esos gastos», señaló con voz embargada por la emoción antes de añadir que ella personalmente ha asumido «una deuda de cinco millones» de euros.

«Necesito vuestra ayuda con urgencia de aquí al 15 de mayo para hacer frente a la financiación de esta campaña presidencial», destacó, después de dirigirse tanto a quienes le votaron como a los que se decantaron por «el voto útil» y simplemente a los que «defienden el pluralismo político».

Pécresse era la candidata más rica de los doce que se presentaban a estas elecciones presidenciales. Según el informe de la Autoridad para la Transparencia de la Vida Pública (HATV) a la que tenían que declarar su patrimonio, tiene una fortuna de cerca de diez millones de euros.

Su declaración se produjo a su llegada a la reunión del órgano supremo de LR, al término de la cual está prevista una comparecencia pública de sus responsables. EFE

ac/rcf/ah