Imagen logo de la OPI

«Ponle una vela al Greco», en el día en el que se conmemora su muerte

 08 abril, 2022

Toledo, 8 abr (EFE).- La recién nombrada directora del Museo del Greco, Rosa Becerril, la conservadora Pilar Rubiales y la auxiliar de sala Azucena Menchen han escogido su lugar preferido de esta institución en el Día del Greco y han colocado una vela: la directora, al «San Juan Evangelista»; la auxiliar, a «Vista y plano de Toledo», y la conservadora a «todo» el museo.

Las tres mujeres han explicado a Efe el motivo de su elección en un día en que, como cada 7 de abril, el Museo del Greco conmemora la muerte de Doménico Teothocopoulos (1614) con diferentes actividades, entre ellas la que han denominado «Ponle una vela al Greco».

Rosa Becerril, que acaba de ser designada directora del Museo, ha explicado lo «difícil» que ha resultado elegir una obra, pero se ha dejado llevar por el cuadro que siempre le ha gustado.

A su juicio, el «San Juan Evangelista» aúna «de una manera espectacular» las características del Greco en formas, colores, pliegos, simbología y conocimientos del autor: «Este contraste de colores, esa contraposición entre el verde y el rosa, ejemplifica ese estilo tan peculiar del Greco y recoge todos los conocimientos de su bagaje pictórico y humanista», ha señalado.

En el cuadro se aprecia, ha recalcado la directora, la influencia de Tiziano y Tintoretto en los colores y de Miguel Ángel en las formas, y también todo lo que aprendió el cretense en sus viajes y estancias en Venecia o Roma.

«El Greco cuidaba mucho los materiales, los pigmentos eran de gran calidad, lo que hace que nosotros los estemos observando como eran en su momento», ha resaltado Becerril, quien también ha dicho que preconiza el impresionismo en «sus pinceladas, tan sueltas» de sus últimos años, en su «Apostolado».

LA AUXILIAR DE SALA LLEVA CASI 27 AÑOS CON EL GRECO

Azucena Menchen lleva casi 27 años trabajando en el Museo y no ha dudado en elegir «Vista y plano de Toledo». Todavía recuerda cuando entró en la sala -diferente a como está en la actualidad- por vez primera y solamente estaba iluminado el cuadro: «Es como si te asomas a una ventana y ves la ciudad; es lo que me impactó. Y me sigue gustando muchísimo, cómo se ve el río, la huerta de Toledo, el cielo típico de otoño o de primavera…».