Imagen logo de la OPI

0-0. Unión La Calera se lleva un punto de Quito tras empatar con U. Católica

 06 abril, 2022

Guayaquil (Ecuador), 6 abr (EFE).- Unión La Calera se llevó este martes un punto de Quito tras empatar 0-0 con Universidad Católica en la primera fecha del Grupo C de la Copa Sudamericana, que completan Banfield y Santos.

La férrea defensa establecida por el técnico argentino del equipo cementero Luca Marcogiuseppe fue clave para el resultado final.

La propuesta de la visita maniató a los atacantes locales, que lucieron como un equipo sin ideas ni recursos para poder romper el sistema defensivo chileno.

Si bien Unión La Calera se defendió hasta con ocho jugadores, buscó formas para pasar al ataque y desperdició dos posibilidades en la contra.

Brayan Carvallo y el argentino Sebastián Sáez inquietaron pero carecieron de puntería en la puntada final.

El trabajo defensivo desplegado por el equipo de Marcogiuseppe resultó determinante para impedir que los ecuatorianos lograran generar peligro en el arco del argentino Ignacio Arce.

Ya en el segundo tiempo, Sáez volvió a perderse la oportunidad de gol pues el atacante enfrentó completamente solo al portero Darwin Cuero y perdió en el mano a mano, cuando tuvo todo para anotar.

La primera y única ocasión clara de gol para Universidad Católica la tuvo el defensa central Bryan Caicedo, al minuto 56, pero su golpe de cabeza se estrelló en el travesaño, después de un centro preciso.

El técnico local, el argentino Miguel Rondelli, buscó revulsivos en su banquillo, pero no encontró respuestas debido a que el visitante mantuvo su propuesta conservadora y con el paso de los minutos cerró más los espacios.

El resultado podría resultar contraproducente para las aspiraciones de ambos equipos, especialmente para Universidad Católica, pues solo un equipo por cada grupo tendrá acceso a la siguiente fase del torneo continental.

Tras el partido de este martes, Universidad Católica visitará el próximo 13 de abril al Santos, de Brasil, y Unión La Calera recibirá al día siguiente al argentino Banfield. EFE

rm/fa/hbr