Imagen logo de la OPI

La Fiscalía de Bolivia reporta 23 feminicidios en lo que va de 2022

 05 abril, 2022

La Paz, 5 abr (EFE).- Un total de 23 mujeres fueron víctimas de feminicidio en lo que va de año en Bolivia, cuya sociedad quedó conmocionada con los dos casos más recientes investigados inicialmente como desapariciones y que tuvieron desenlaces fatales.

Los datos corresponden al periodo comprendido entre el 1 de enero y el 4 de abril, precisó este lunes el secretario general de la Fiscalía General del Estado, Edwin Quispe, citado en un comunicado del Ministerio Público.

Las regiones de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, las más pobladas del país y que constituyen el llamado «eje central», registraron la mayor cantidad de feminicidios, con 10, 7 y 3, respectivamente, según el reporte de la Fiscalía.

Los dos casos más recientes se investigaron inicialmente como «delitos de trata» y tráfico de personas, ya que las víctimas fueron reportadas como desaparecidas por sus familias, explicó Quispe.

«Sin embargo, ya a la conclusión estas dos personas fueron encontradas sin vida y realizada la indagatoria correspondiente se ha tipificado con el delito de feminicidio», señaló.

El funcionario llamó la atención sobre el hecho de que varios de estos sucesos involucren a gente del «círculo de confianza de la víctima», pues los principales sospechosos de perpetrarlos son las parejas o exparejas.

DOS SUCESOS RECIENTES

Uno de los casos referidos por Quispe fue el de Valeria M., de 28 años, cuyo cuerpo fue hallado el pasado viernes oculto en un tanque de agua sellado y embalado en un depósito en la zona sur de La Paz.

La joven fue reportada como desaparecida a principios de marzo, cuando llegó a La Paz con su hijo de 4 años para celebrar el cumpleaños del menor junto a su expareja y padre del niño.

Precisamente, el principal sospechoso del crimen es José Luis A., expareja de la víctima que fue enviado a prisión preventiva.

Otro suceso fue el de Wilma F., una boliviana de 39 años que trabajaba en Londres, que llegó al país hace un mes para atender algunos asuntos personales y estuvo desaparecida durante doce días.

Su cuerpo fue hallado el fin de semana en las afueras de La Paz y las autoridades presentaron a Jashiro H., de 27 años, como «el autor confeso» del feminicidio, apuntando que el delito se cometió por razones «pasionales y económicas», sin que se sepa qué tipo de relación tenía con la víctima.

ANTECEDENTES

Las organizaciones feministas vienen reclamando desde hace años que la ley contra la violencia machista vigente desde 2013 no se cumple plenamente por carencias como la falta de presupuestos y personal adecuado para atender estos casos.

Las airadas protestas de las activistas tras conocerse mediante un caso sonado que muchos feminicidas sentenciados han sido liberados dejaron a la Justicia boliviana en la mira e hicieron que el Gobierno cree una nueva comisión para revisar estos casos.

El Ejecutivo nacional declaró la gestión 2022 «Año de la Revolución Cultural para la Despatriarcalización por una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres» ante los recurrentes hechos que colocan a Bolivia entre los países más violentos de la región. EFE

gb/lnm/lll