Imagen logo de la OPI

Cocodrilos y tortugas habitaban la Península hace 45 millones de años

 02 abril, 2022

Madrid 02 abr.- Paleontólogos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) participan en un estudio nacional que actualiza el conocimiento de las faunas de reptiles que habitaron las selvas tropicales del noroeste de la Península Ibérica hace 45 millones de años, revelando cómo fue la transición entre los ecosistemas dominados por dinosaurios y los que, posteriormente, fueron ocupados por faunas modernas.

Los fósiles estudiados, en su mayoría de cocodrilos y tortugas, proceden de distintos yacimientos de las provincias de Zamora, Salamanca y Soria, unas áreas que estaban cubiertas por selvas tropicales, indica la universidad en una nota de prensa.

El trabajo, cuyos resultados han sido publicados en la revista internacional Historical Biology, ha sido realizado por el grupo de Biología Evolutiva de la UNED, la Universidad de Salamanca y la UAM, y se ha centrado especialmente en el área noroeste, que aparentemente “quedó aislada” y mantuvo un complejo faunístico particular durante muchos millones de años.

Además, los autores subrayan en una nota que los yacimientos que representan a esta área noroccidental se encuentran “particularmente bien representados” en las cuencas cenozoicas de Oviedo, Miranda-Treviño y, particularmente, en la Cuenca del Duero, lo que ha permitido establecer una base actualizada para impulsar su estudio.

Sus conclusiones revelan que durante el Eoceno una parte de la Península Ibérica estuvo ocupada por selvas tropicales y habitadas por una amplia variedad de cocodrilos y tortugas, y apuntan que los yacimientos más antiguos representan ecosistemas dominados por cocodrilos cercanamente emparentados con los actuales cocodrilos del Nilo y por tortugas dulceacuícolas.

Con el paso del tiempo, los cambios climáticos desplazarían el dominio de los ecosistemas hacia cocodrilos terrestres y aparecerían también los primeros representantes europeos de tortugas terrestres de gran tamaño.

Esta estructura faunística se mantuvo hasta el final de Eoceno, hace unos 34 millones de años, momento en el que desaparece la mayor parte de la fauna de reptiles y mamíferos endémicos de Europa en este periodo.