Imagen logo de la OPI

Zelenski, cauto con liberación de Irpin, alerta de «muy difícil situación»

 29 marzo, 2022

Redacción Internacional, 29 mar (EFE).- El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se mostró este lunes cauto ante la liberación de la ciudad de Irpin, en las afueras de Kiev, tras expulsar a las fuerzas rusas, y alertó de que la situación en el país «sigue siendo tensa, muy difícil».

«Hoy tenemos buenas noticias. Nuestros defensores avanzan en la región de Kiev, recuperando el control del territorio ucraniano. Irpin fue liberado», expresó Zelenski a última hora del día en un mensaje divulgado por la web de la presidencia.

Corroboraba así el presidente el anuncio hecho con anterioridad por el alcalde de Irpin, Oleksandr Markushyn, a través de su cuenta en Telegram.

«Irpin está libre del horror ruso. Gloria a Ucrania», fue el mensaje transmitido por el alcalde, de acuerdo con el portal de noticias ucraniano Ukrinform.

Esa ciudad fue escenario de duros combates entre las tropas rusas que trataban de alcanzar la capital y el ejército ucraniano.

A finales de la semana pasada el avance ruso se estancó, a lo que siguió el anuncio por parte de Moscú de que la primera fase de la operación militar había terminado y que ahora concentraría sus esfuerzos en la «liberación» del Donbás, en el este del país.

Zelenski agregó que «los ocupantes están siendo expulsados ​​de Irpin. Se están alejando de Kiev».

El presidente ucraniano, dijo que, sin embargo, «es demasiado pronto para hablar de seguridad en esta parte de nuestra región. La lucha continúa».

«Las tropas rusas controlan el norte de Kiev, tienen los recursos y la mano de obra. Están tratando de reconstruir las unidades rotas. El nivel de sus pérdidas, incluso del 90 %, no es un argumento para que se detengan. Cientos y cientos de unidades de equipo enemigo quemadas y abandonadas no les convencen de que esto les va a pasar a todos», agregó.

Y mencionó que en Chernígov, Sumy, Jarkov, Donbas, el sur de Ucrania, «la situación en todas partes sigue siendo tensa, muy difícil».

Zelenski denunció que en esta «guerra despiadada» contra el pueblo ucraniano hasta el día de hoy «se sabe que 143 niños han muerto. Mariupol permanece bloqueada. Las tropas rusas no permitieron que se organizara hoy ningún corredor humanitario, no permitieron el ‘silencio».

Agregó que «sin excesiva euforia por el éxito. Pero también sin ponerse nervioso. Todavía necesitamos tiempo. Todavía necesitamos armas. Todavía tenemos que luchar, tenemos que ser pacientes. No podemos quemar emociones en este momento».

En su mensaje, Zelenski dijo que este lunes habló con varios líderes internacionales, como los jefes de Gobierno británico, canadiense, alemán e italiano, así como con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev.

«Acordamos con Gran Bretaña apoyar aún más nuestra defensa y fortalecer las sanciones contra la Federación Rusa. Canadá también apoya una respuesta más dura del mundo a la catástrofe creada por las tropas rusas en las ciudades ucranianas», informó el presidente ucraniano.

Italia, dijo Zelenski, ha aceptado convertirse en «uno de los garantes de la seguridad» de Ucrania en el nuevo sistema de garantía relevante que están desarrollando.

Con respecto a las sanciones contra Rusia, afirmó que es importante «sean lo suficientemente efectivas y serias».

Por ello, anunció que a partir de esta semana crearán «un grupo de expertos en la Oficina del Presidente, ucranianos e internacionales, que analizarán constantemente las sanciones contra Rusia, en las que realmente influyen».

Su objetivo es que las sanciones funcionen según lo previsto y que no haya posibilidad de eludirlas. EFE

int-mmg/fp