Imagen logo de la OPI

Israel y varios países árabes se presentan unidos frente a Irán en Cumbre del Néguev

 28 marzo, 2022

Jerusalén, 28 mar (EFE).- El ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, anunció hoy que la Cumbre del Néguev en la que Israel tomó parte junto a EE.UU., Baréin, Egipto, Marruecos y Emiratos Árabes Unidos se convertirá «en un foro permanente» para tratar asuntos regionales y coordinarse ante «enemigos comunes» como Irán.

«Las capacidades compartidas que estamos construyendo, intimidan y disuaden a nuestros enemigos comunes, en primer lugar a Irán y sus satélites, que ciertamente tienen algo que temer», declaró Lapid en una rueda de prensa conjunta que marcó el cierre de la cumbre que mantuvo con sus homólogos de estos países en la localidad israelí de Sde Boker (sur del país).

«Lo que los detendrá no es la vacilación ni la conciliación, sino la determinación y la fuerza”, agregó el ministro, que precisó que esta cumbre «abre una puerta a todos los pueblos de la región, incluidos los palestinos, y les ofrece reemplazar el camino del terror y la destrucción por un futuro compartido de progreso y éxito”.

Lapid, como el resto de sus homólogos, condenó el ataque cometido anoche por dos ciudadanos árabes de Israel en una ciudad del norte del país que acabó con la vida de dos policías, que empañó el arranque de la cumbre y fue reivindicado posteriormente el Estado Islámico.

Los asistentes apelaron al espíritu de cooperación para enfrentar «el terrorismo», instaron a estrechar aún más su colaboración en Oriente Medio y resaltaron la firma de los Acuerdos de Abraham en 2020, en que Emiratos, Baréin y Marruecos normalizaron relaciones con Israel con los auspicios de la Administración del expresidente estadounidense Donald Trump.

«Hace apenas unos años esta reunión era imposible y ahora vemos florecer la diplomacia», afirmó el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, que aseguró que el Gobierno del actual presidente, Joe Biden, «seguirá apoyando firmemente» este proceso de alianza entre Israel y países árabes «que está transformando la región y más allá».

A su vez, Blinken resaltó la voluntad de EE.UU. de trabajar con Israel y sus socios árabes «para enfrentar los desafíos de seguridad en común» en la región, incluido Irán.

Todo ello se produce mientras se especula desde hace semanas con que la firma del acuerdo nuclear entre la República islámica y las potencias mundiales podría ocurrir pronto, algo que preocupa tanto al Estado judío como a varios de sus socios árabes regionales.

Según medios locales, Israel y los países árabes han planteado en esta cumbre una mayor cooperación en defensa ante Teherán.

Asimismo, durante la rueda de prensa, varios de los ministros hicieron mención a la necesidad de resolver el conflicto palestino-israelí, apelando también a la solución de dos Estados y a la creación de un Estado palestino independiente según las fronteras de 1967. EFE

jma-pd/ig