Imagen logo de la OPI

Una nueva jornada violenta dejó catorce homicidios el viernes en El Salvador

 27 marzo, 2022

San Salvador, 27 mar (EFE).- El Salvador registró el viernes una nueva jornada violenta que se saldó con al menos 14 homicidios, por arriba del promedio diario de 2,8 asesinatos diarios que el país registró en los primeros meses del año en curso, y sin que las autoridades aclaren las razones de la repentina alza.

Esta subida en los asesinatos, la primera registrada este 2022, llevó al presidente Nayib Bukele a reunirse la madrugada de este sábado con su Gabinete de Seguridad y el fiscal general, Rodolfo Delgado, según informó la Policía Nacional Civil (PNC).

La PNC señaló que la mayoría de estos homicidios se registraron en los centrales departamentos de La Libertad y San Salvador, y que entre las víctimas se encontraban al menos dos supuestos pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13).

Las autoridades no han dado detalles de las razones de esta alza, mientras que las cifras de la Policía permiten ver que el comportamiento de estos crímenes se ha mantenido arriba del promedio en varios días de marzo.

De hecho, en lo que va de este tercer mes del año se registran al menos 86 homicidios, según datos divulgados por la PNC en Twitter, cifra superior a la registrada en enero y febrero, con 85 y 79 muertes violentas, respectivamente.

Reportes de periodistas y medios locales indican que esta escalada de homicidios continuó la mañana del sábado, sin que las autoridades hayan dado a conocer nuevas cifras oficiales.

El Movimiento de Trabajadores de la Policía señaló en sus redes sociales que se habrían registrado 35 asesinatos hoy.

En noviembre de 2021, el país también registró un alza repentina de los homicidios que dejó más de 40 asesinatos en tres días.

En esos días, el presidente Bukele se pronunció sobre señalamientos de que la repentina alza y baja de los asesinatos estaba relacionada con una supuesta fractura de una «tregua» con las pandillas.

«He visto comentarios de personas que dicen que la baja en los homicidios se debe a una especie de ‘tregua’. Pregúntenle a los policías y soldados que están en las calles, que perdieron sus licencias y no han visto a sus familias, que han patrullado todo nuestro país de noche…», señaló el mandatario en Twitter.

Bukele, sin entrar en detalles ni aportar pruebas, atribuyó anteriormente dicha alza de los homicidios a «fuerzas oscuras que están trabajando para que volvamos al pasado» y aseguró que «este Gobierno no lo va a permitir».

En diciembre de 2021, el Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó a dos funcionarios del Gobierno de Bukele por supuestas «negociaciones secretas» con la MS13.

Según Estados Unidos, Osiris Luna, director de las prisiones, y Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social, «dirigieron, facilitaron y organizaron» una serie de encuentros con líderes de la pandilla encarcelados, como parte de los esfuerzos del Gobierno salvadoreño para negociar «una tregua secreta» con los jefes de la MS13.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones. EFE

hs/cpy