Imagen logo de la OPI

Smart-Díaz y Papadakis-Cizeron firman dos registros históricos en Montpellier

 27 marzo, 2022

Redacción deportes, 27 mar (EFE).- Los españoles Olivia Smart y Adrián Díaz y los franceses Gabriella Papadakis y Guillaume Cizeron hicieron historia en la especialidad de danza en el Mundial de patinaje artístico de Montpellier. Los primeros, con la mejor posición nunca vista en España tras acabar en la séptima plaza. Los segundos, con su quinto título mundial, a sólo uno de los seis que lograron los soviéticos Liudmila Pakhomova y Alexander Gorshkov.

España tiene con quién sonreír tras la marcha de Javier Fernández. Se veía venir la gran actuación de Olivia Smart y de Adrián Díaz tras el diploma olímpico que consiguieron hace apenas un mes en Pekín. Su evolución ascendente presagiaba un buen mundial y cumplieron con las expectativas.

Ambos pulverizaron el mejor registro histórico de España. Superaron el que firmaron en Estocolmo 2021 Sara Hurtado y Kiril Khaliavin, cuando elevaron la apuesta hasta los 180’93 tras completar los dos programas. Un par de años antes, ambos alcanzaron los 180’93 y atrás quedaba una década de flojos resultados en los que el mismo Adrián Díaz llegó a participar hasta en siete finales desde 2011. Dos de ellas, en 2017 y 2018, ya con Olivia Smart.

Después de mucho esfuerzo, por fin una pareja española parece que se ha instalado en la elite. Además, sus resultados en Montpellier, permitirán a España contar con dos parejas en el próximo Mundial que se disputará en Saitama (Japón).

Y lo consiguieron tras dos jornadas eufóricas: primero, brillaron en el programa corto con una actuación inolvidable al ritmo de la versión del ‘Proud Mary’ de la Creedence Clearwater Revival interpretada por Tina Turner. Obtuvieron 79’40 puntos, su mejor puntuación personal. Poco después, este sábado, con la banda sonora de ‘La máscara del Zorro’ de James Horner, firmaron 115’24 puntos para sumar un total de 194’63.

Pudieron ser más, pero un pequeño tropiezo en los pasos coreográficos y alguna secuencia perdida, frenaron la escalada de Smart y Díaz, que se quedaron a menos de cuatro puntos de los británicos Lilah Fear y Lewis Wilson, sextos clasificados. Aún así, hicieron historia para el patinaje artístico español, que dentro de un año, en Saitama, tendrá la oportunidad de intentar dar otro salto de calidad.

PAPADAKIS-CIZERON, A UN PASO DE PAKHOMOVA Y GORSHKOV

Si Olivia Smart y Adrián Díaz rompieron registros para España, Gabriella Papadakis y Guillaume Cizeron no sólo fueron aplaudidos en Francia. Ambos inscribieron su nombre en la historia del patinaje mundial tras abandonar el grupo de hombres y mujeres con cuatro títulos para agarrar su quinto oro y colocarse a sólo uno de los soviéticos Liudmila Pakhomova y Alexander Gorshkov (1970-1976).

Papadakis y Cizeron no querían defraudar en casa (Montpellier) ante su gente, y no lo hicieron. Ya avisaron en el programa corto con un portentoso 92’73 al ritmo de la música de John Legend. Superaron por casi dos puntos el registro (90’83) con el que se colgaron el oro en los Juegos Olímpicos de Pekín y lograron un récord del mundo que presagiaba otro título mundial, el quinto tras los que consiguieron 2015, 2016, 2018 y 2019.

Podrían ser más, pero un segundo puesto en Helsinki 2017 tras los canadienses Tessa Jane McCormick y Scorr Moir, el coronavirus, que obligó a suspender la edición de 2020, y su ausencia en Estocolmo 2021, dejaron a la pareja francesa sin tres oros con los que habrían superado a Pakhimova y Gorskov.

Sin embargo, ahora están a solo un paso de igualar a los patinadores soviéticos. Han superado la barrera de los cuatro oros mundiales que compartían con otros ilustres que culminaron sus carreras en esa cifra más que respetables.

Atrás quedan los británicos Jean Westwood y Lawrence Demmy (1952-1955), Diane Towler y Bernard Ford (1966-1969) y Jayne Torvill y Christopher Dean (1981-1984); los checos Eva Romanová y Pavel Roman (1962-1965); los soviéticos Natalia Besteminova y Andrei Bukin (1985-1988); y los rusos Oksana Grishuk y Evgeni Platov (1994-1997).

Para el programa libre repitieron con el ‘Elégie’ de Gabriel Faure con el que consiguieron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos. Muy clásicos, alejados de puestas en escena más llamativas, su apuesta por la plasticidad con estilo y armonía volvieron a causar sensación. Esta vez ante su público, que terminó en pie para ovacionar a sus patinadores.

La nota final, un 137’09 en el programa libre con el que sumaron un total de 229’82, elevaron a Papadakis y a Cizeron hasta la primera posición. Quedaron por delante de las dos parejas estadounidenses, Madison Hubbel/Zachary Donohue y Madison Chock/Evan Bates, que con un total 216’83 y 222’39 puntos se colgaron las medallas de plata y bronce, respectivamente.

Todavía están lejos de Papadakis y Cizeron, que en Saitama, dentro de un año, intentarán igualar un registro que parecía inalcanzable. Ahora, tienen 365 días para preparar el asalto hacia el cielo que conquistaron Liudmila Pakhomova y Alexander Gorshkov hace 46 años. EFE

jjl/jl