Imagen logo de la OPI

89-77. El ‘Granca’ se aferra al play-off tras romper la racha del Tenerife

 27 marzo, 2022

Las Palmas de Gran Canaria, 27 de marzo (EFE).- El Club Baloncesto Gran Canaria volvió a revivir en su objetivo de legar al play-off de la Liga Endesa tras imponerse al Lenovo Tenerife en un derbi canario de máxima intensidad y emoción (89-77), en el que los puntos del norteamericano Dylan Ennis (22) y la superioridad reboteadora de los amarillos acabó desactivando el perímetro lagunero y la versatilidad del georgiano Giorgio Shermadini (22 puntos).

En un inicio fulgurante, el equipo claretiano comenzó golpeando con el acierto del norteamericano John Shurna, que enganchó los primeros siete puntos de su equipo, si bien el conjunto lagunero no quiso quedar rezagado bajo la dirección de Huertas y el acierto de Doordekamp, firmando tablas en pleno ecuador del primer cuarto (15-15).

A partir de ahí, cambió el signo del choque. Los guarismos seguían siendo elevados, pero era entonces el Lenovo Tenerife el que tomaba la iniciativa en el marcador, animándose el georgiano Shermadini desde la pintura y con el respaldo del propio Huertas desde la línea de personales (20-25). El técnico local, Porfi Fisac, agilizó las rotaciones y ajustó la defensa en la zona, minimizando la herida a un más que ajustado 24-26 en el asalto inicial.

En el segundo periodo, continuó el encuentro con el guion establecido. Continuas alternativas en el marcador, mínimas diferencias y máxima tensión. Fitipaldo asumía los galones en el perímetro mientras Khalifa Diop y Balcerowski se adueñaban de la zona (31-31 a 5:32 para el descanso).

Una técnica sobre el entrenador visitante, Txus Vidorreta –quien reclamaba una falta antideportiva del propio Balcerowski-, y una canasta posterior de Salvó puso de nuevo por delante al Gran Canaria (33-31), pero Shermadini lo remediaba acto seguido en favor de los laguneros. Una dinámica que se iba repitiendo con el paso de los minutos.

Los tinerfeños volvieron a encontrar una fisura en la retaguardia amarilla, tomando un soplo de aire con la muñeca de Doornekamp y el oportunismo continuo de Shermadini (37-41). Pero cuando parecía que Stevic y Albicy lo dejaban de nuevo igualado para el descanso, al final un triple de Todorovic posibilitó que los visitantes sellaran la primera parte con ventaja (41-44).