Imagen logo de la OPI

Los precios de cereales suben hasta 40 % en España el primer mes de guerra

 26 marzo, 2022

Madrid, 26 mar (.).- Los precios del maíz han subido en España un 40 % y los del trigo blando y de la cebada en torno al 35 % durante el primer mes de guerra en Ucrania, según los datos facilitados a Efe por la patronal de comerciantes de cereales Accoe.

La cotización del trigo blando ha repuntado el 35,3 %, la de maíz un 40,85 %, la de la cebada un 33,25 %, la cebada de malta un 34,80 % y la avena un 21,6 %, de acuerdo a las cifras de Accoe, correspondientes a la variación en marzo.

Sin embargo, los precios en las lonjas mayoristas registraron un descenso la semana pasada, del 1,9 % en el caso del trigo blando, del 1,8 % en el maíz y del 1,7 % en la cebada.

La excepción es el trigo duro, cuyos precios han tenido caídas mensuales y semanales.

España es deficitaria en el comercio de cereales y compra a Ucrania el 27 % de sus importaciones de maíz (segundo abastecedor de este grano al mercado nacional) y el 62 % de sus adquisiciones de girasol.

En relación con las cotizaciones de girasol, los datos de Accoe han detallado que las pipas de esta planta cotizan a 800 , un 25 % más caras que en enero, y la harina, a 511 semana pasada, pero en este producto no indican su variación.

El secretario general de Accoe, José Manuel Álvarez, ha declarado a Efe que en general los precios «están subiendo y bajando» y se están buscando alternativas a los envíos ucranianos.

Para el comercio español, según Álvarez, el principal problema es la huelga de transportistas, que está «bloqueando» la actividad y el suministro a las fábricas de piensos o de alimentos.

En su opinión, el paro de transporte es una «irresponsabilidad» y la «puntilla» para el comercio de materias agrícolas españolas.

En ese sentido, ha señalado que entre las empresas comerciantes de grano y de oleaginosas algunas tienen transporte propio y otras lo alquilan, pero entre los conductores hay «miedo a trabajar» por las represalias de los convocantes de la huelga.