Imagen logo de la OPI

El Jerte cacereño, ansioso por poder mostrar su belleza primaveral al mundo

 26 marzo, 2022

Jerte (Cáceres), 26 mar (EFE).- La comarca cacereña del Valle del Jerte ha escenificado, en el municipio de Jerte, el inicio de su fiesta más conocida y mediática, el «Cerezo en Flor», una de las señas de identidad de Extremadura que está íntimamente relacionada con la llegada de la primavera.

Declarada de Interés Turístico Nacional, esta fiesta, que se extiende hasta el 9 de abril, sirve como anuncio de la próxima campaña cerecera y con ella los jerteños muestran su rica gastronomía y tradiciones a miles de personas que se esperan en el valle en coincidencia con la floración de más de 1,5 millones de cerezos.

La Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte ha decidido recuperar, tras dos años de suspensión a causa de la pandemia, su programación cultural y turística estrella con el formato habitual, que engloba como pieza central la fiesta del Cerezo en Flor.

Este año, y debido a lo caprichoso del tiempo, sobre todo a las bajas temperaturas, la fiesta ha dado comienzo con pocas flores en los árboles y una previsión de tiempo que anuncia algo de lluvia para el primer fin de semana festivo.

Estos dos hechos han recibido a los primeros turistas que han llegado a la comarca atraídos por la posibilidad de observar en primera persona el espectacular manto blanco que se forma en los bancales del Jerte, aunque éstos se hayan tenido que conformar con pocas flores en los árboles y muy repartidas.

No obstante, los festejos del Cerezo en Flor sí han dado comienzo este viernes con la celebración de un sencillo acto institucional, que ha estado presidido por el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, al que han acompañado varios representantes de los Gobiernos regional, provincial, mancomunado y local.

Agencia EFEvie, 25 de marzo de 2022, 1:09 p. m.·3 min de lectura

Jerte (Cáceres), 25 mar (EFE).- La comarca cacereña del Valle del Jerte ha escenificado, en el municipio de Jerte, el inicio de su fiesta más conocida y mediática, el «Cerezo en Flor», una de las señas de identidad de Extremadura que está íntimamente relacionada con la llegada de la primavera.

Declarada de Interés Turístico Nacional, esta fiesta, que se extiende hasta el 9 de abril, sirve como anuncio de la próxima campaña cerecera y con ella los jerteños muestran su rica gastronomía y tradiciones a miles de personas que se esperan en el valle en coincidencia con la floración de más de 1,5 millones de cerezos.

La Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte ha decidido recuperar, tras dos años de suspensión a causa de la pandemia, su programación cultural y turística estrella con el formato habitual, que engloba como pieza central la fiesta del Cerezo en Flor.

Este año, y debido a lo caprichoso del tiempo, sobre todo a las bajas temperaturas, la fiesta ha dado comienzo con pocas flores en los árboles y una previsión de tiempo que anuncia algo de lluvia para el primer fin de semana festivo.

Estos dos hechos han recibido a los primeros turistas que han llegado a la comarca atraídos por la posibilidad de observar en primera persona el espectacular manto blanco que se forma en los bancales del Jerte, aunque éstos se hayan tenido que conformar con pocas flores en los árboles y muy repartidas.

No obstante, los festejos del Cerezo en Flor sí han dado comienzo este viernes con la celebración de un sencillo acto institucional, que ha estado presidido por el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, al que han acompañado varios representantes de los Gobiernos regional, provincial, mancomunado y local.

En declaraciones a los periodistas, Vergeles ha señalado que es necesario «que se apueste por la cultura y el turismo, porque cuando las personas lo pasan mal, uno de los mejores bálsamos que hay es llenar los sentidos de cosas bellas».