Imagen logo de la OPI

Gobernador floridano proclama ganadora a nadadora que perdió ante otra trans

 23 marzo, 2022

Miami, 23 mar (EFE).- El gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió este martes una proclamación por la que reconoce a la nadadora floridana Emma Weyant como ganadora la pasada semana de la prueba de 500 yardas libres de un campeonato universitario nacional, en la que venció la deportista transgénero Lia Thomas.

Weyant, medalla de plata en la prueba de 400 metros estilos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, fue segunda, segundo y medio por detrás de Thomas, de 22 años, que hizo historia al convertirse en la primera transexual que gana un campeonato nacional de natación, en este caso las 500 yardas libres de la NCAA Division I femenina.

Pero no según el gobernador republicano de Florida, quien proclamó que Weyant fue la «ganadora legítima» de la competencia y echó así más leña en el fuego de la polémica sobre cómo encajar a las mujeres trans en el deporte de élite.

Thomas forma parte de la Universidad de Pensilvania, de la que un grupo de 16 integrantes del equipo femenino de natación pidió en febrero por carta que la nadadora trans fuera excluida de la competición de la Ivy League al considerar que tiene ventajas biológicas.

Thomas ha borrado los récords de la liga universitaria que impusieron nadadoras luego legendarias como Missy Franklin o Katie Ledecky ya que saca media piscina de distancia a sus competidoras.

Lia compitió como Will Thomas hasta 2019, cuando comenzó un proceso de cambio de sexo. Cumplido el año de tratamiento de inhibición de la testoterona que exige la liga universitaria en estos casos, Lia puede participar sin limitaciones en las pruebas femeninas.

La federación de natación de Estados Unidos (USA Swimming) anunció recientemente un cambio en sus políticas para limitar a un máximo de 5 nanomoles por litro de sangre el nivel de testosterona que deben tener las deportistas.

Mientras, el Comité Olímpico Internacional (COI) permite a mujeres trans competir en categorías femeninas si sus niveles de testosterona, la hormona que influye en el aumento de la masa muscular, están por debajo de 10 nanomoles por litro de sangre. EFE

abm/emi/car