Imagen logo de la OPI

«Juntos por el campo» une al mundo rural en defensa del agro, caza, toro y regadío

 21 marzo, 2022

Madrid, 21 mar (EFE).- La manifestación «20M Juntos por el campo» ha logrado un «hito» de participación (400.000 según los organizadores, 150.000 de acuerdo con la Delegación de Gobierno) y de mensaje unitario de sus convocantes -agricultores, ganaderos, cazadores, regantes y criadores de toro de lidia-, por encima de sus discrepancias.

Con más 1.500 autobuses llegados de toda España, la manifestación ha recorrido el eje Prado-Prado-Castellana hasta concluir, sin incidentes, en la Plaza de San Juan de la Cruz, sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ante el que han expresado sus últimas reflexiones sobre esta convocatoria, un «basta» al Gobierno y sólo el comienzo «si no se les escucha».

Las Cooperativas Agro-alimentarias, las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, la Federación Española de Caza, los criadores de toros de lidia y los regantes, además de la coalición que varias de ellas forman en la Alianza Rural, se han unido hoy para reivindicar la importancia del sector en el panorama económico y social de España y reivindicar «futuro para el campo».

Tractores, rehalas de perros, caballos, ruido de trompetas, la música de las gaitas gallegas, globos y las gorras naranjas de los cazadores han llenado de sonido y color una manifestación para «alzar la voz» por el territorio rural y sus actividades.

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias, Ángel Villafranca, ha hecho hincapié en que no es posible que un sector que produce alimentos para toda España y Europa esté en números rojos y que necesita «herramientas para seguir viviendo», porque sin él no hay alimentos.

«El campo ha venido a decir ‘basta ya’ de que nos chuleen desde el Gobierno y de que de pongan en riesgo la alimentación y el trabajo de muchas personas», ha afirmado el presidente de Asaja, Pedro Barato, tras insistir en que «no se insulte» al campo y en que esta manifestación «no es el fin», sino «el comienzo de buscar las soluciones al mundo rural».