Imagen logo de la OPI

Bangladesh lanza plan de alimentos subsidiados para 10 millones de familias

 21 marzo, 2022

Dacca, 21 mar (EFE).- El Gobierno de Bangladesh lanzó este domingo una campaña para dar acceso a unos 10 millones de familias (alrededor de 50 millones de personas) a alimentos de primera necesidad a precios subsidiados, una medida que se produce en medio de una alta inflación en un país muy castigado ya por la pandemia.

La estatal Corporación de Comercio de Bangladesh (TCB), que opera bajo el Ministerio de Comercio, informó que familias de todo el país, algunas registradas ya en el programa gubernamental de auxilio por la covid-19, han ido recibiendo nuevas tarjetas para adquirir alimentos a precios subsidiados por las autoridades.

«Hoy hemos iniciado el programa desde Narayanganj (ciudad cercana a Dacca). En la primera fase, 10 millones de familias recibirán alimentos subsidiados hasta el 30 de marzo», afirmó a Efe el portavoz de la TCB, Humayun Kabir.

En esta primera fase, aceite, azúcar y lentejas se venderán desde camiones en localidades de todo el país, y en la segunda fase, que empezará en abril, se añadirán los garbanzos, un alimento común para romper el ayuno durante el mes sagrado musulmán de Ramadán.

Las familias solo podrán adquirir un máximo de dos kilos de alimentos en cada punto de venta, anotaron las autoridades.

La decisión del Gobierno de vender artículos de primera necesidad subsidiados se produce en un momento de un fuerte aumento de los precios de los alimentos, algo que ha afectado mucho a las familias de ingresos bajos y medios.

Abdul Mannan, que trabaja en un periódico, explicó a Efe que debido a la subida de precios se ha tenido que mudar a una casa más barata para cubrir los gastos adicionales de su familia de cinco miembros.

«Solía vivir en un apartamento de tres habitaciones, pero el mes pasado me mudé a un apartamento de dos dormitorios en una ubicación más barata porque no podía pagar el aumento del precio de los alimentos. Ahorré así 5.000 takas (59 dólares) para alimentar a mis hijos», reveló Mannan.

El Gobierno bangladesí ya había tomado varias medidas en las últimas semanas para hacer frente a la escalada de precios, como exenciones de impuestos o redadas para evitar que unos pocos acapararan parte de los alimentos, aunque fue en vano.

La Asociación de Consumidores de Bangladesh (CAB) dio la bienvenida a la decisión de vender alimentos subsidiados: «Es una buena iniciativa, sin duda (…) Diez millones de familias significa que más de 50 millones de personas se beneficiarán directamente del programa», afirmó a Efe el presidente del organismo, Ghulam Rahman.

«Es aproximadamente un tercio de la población. Si el Gobierno puede satisfacer la demanda de este gran segmento de la población, seguramente se reducirán los precios, porque esta gente no acudirá ahora al mercado a comprar esos productos», señaló.

Rahman, exjefe de la comisión anticorrupción del país, explicó que la inflación global de precios, la escasez de producción, el aumento de los costos de envío a raíz de la invasión rusa de Ucrania y la caída del tipo de cambio de Bangladesh se combinaron para aumentar los precios de los alimentos.

Según el Banco Asiático de Desarrollo, en Bangladesh la población que vive por debajo del umbral de la pobreza se redujo del 24,3 % en 2016 al 20,5 % en 2019, aunque según varios estudios, la pandemia ha vuelto a elevar ese porcentaje. EFE

am-mt/pi