Imagen logo de la OPI

Las obras en papel maché nunca antes vistas de Violeta Parra llegan a Chile

 17 marzo, 2022

Santiago de Chile, 17 mar (EFE).- Corría el año 1974 e Isabel Parra, la hija mayor de la célebre folclorista chilena Violeta Parra (1917-1967), entró a su camerino tras ofrecer un concierto en Ginebra (Suiza) cuando se topó con una tarjeta con el siguiente mensaje: “Isabel, tengo los cuadros de tu madre. Daniel Vittet”.

La cantautora y actual presidenta de la Fundación Violeta Parra tuvo claro desde el principio que se trataba de las obras de papel maché que su madre realizó entre 1964 y 1965 durante su estancia en Europa y que marcaron sus últimos años de vida.

Las obras fueron resguardadas por la familia y restauradas cuando sus hijos volvieron a Chile tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Desde este miércoles y hasta el próximo 27 de abril, diez de esas creaciones se exhibirán por primera vez al público en la exposición “Violeta inédita” en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, en Santiago.

“Esta exposición muestra un nuevo lado de su obra. Es una faceta misteriosa, estos papel maché son una prolongación de ella y de lo que estaba pensando en sus últimos años”, dijo su nieta y curadora de la exposición, Milena Rojas.

“NO TIENE FECHA DE CADUCIDAD”

Imágenes de la vida cotidiana, personajes de la cultura popular o coloridos niños bailando cueca (baile típico chileno) son algunos de los temas plasmados en el papel maché, pero también hay episodios violentos de la época, como los de la obra “Genocidio”, donde agentes del cuerpo de Carabineros apuntan hacia una torre de cadáveres.

“Además de escenas cotidianas de la cultura popular chilena, el tema de la denuncia y de la realidad más dura también es una de las facetas importantes en Violeta Parra. En su obra, ella habla de todos esos problemas que aún existen hoy”, aseguró su nieta, quien recordó que muchas de las canciones de su abuela fueron entonadas durante las masivas protestas a favor de la igualdad de 2019.

“Violeta y su obra no tienen fecha de vencimiento”, añadió Rojas, quien acudió a la inauguración de la exposición, donde se cantaron algunos de sus temas más icónicos como “Gracias a la vida”.

Para elaborar el papel maché, la artista usó agua caliente en vez de fría -que era lo tradicional-, harina cruda y revistas europeas, mientras que para la pintura utilizó óleo y témpera.

Junto a estas obras que alguna vez estuvieron extraviadas en Ginebra, el montaje en la galería también incluye un texto desconocido de la folclorista, descubierto en su cuaderno de poesía popular y resguardado durante estos años por su familia.

Parra, una de las máximas exponentes de la Nueva Canción Chilena y quien se quitó la vida de un disparo en la cabeza a los 49 años, “es una figura fuertemente identitaria para Chile. Las artes tienen la facultad maravillosa de reflejar la intimidad de su autor y de cristalizar momentos colectivos”, indicó Magdalena Amenábar, vicerrectora de Comunicaciones y Extensión Cultural de la UC.

La familia Parra es una de las más importantes de Chile, cantera de varios y destacados artistas dedicados al cultivo de la música y la literatura, entre ellos Nicanor Parra (1914-2018), creador de la antipoesía y ganador de numerosos galardones literarios, entre ellos el Premio Nacional de Literatura de Chile (1969) y el Premio Cervantes (2011).