Imagen logo de la OPI

Emoción en la NASA ante una prueba crítica el jueves de la misión lunar Artemis I

 15 marzo, 2022

Miami, 15 mar (EFE).- La agencia espacial estadounidense NASA expresó este lunes su «orgullo y emoción» por la prueba crítica de lanzamiento sin despegue, el próximo jueves, del cohete Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, un cohete «diferente a cuantos antes se han visto».

«Cada generación tiene sus momentos, y este lo es para la nuestra (…) con un cohete de 98 metros de altura que te deja sin respiración. No hay palabras», dijo en una teleconferencia Tom Whitmeyer, administrador para el desarrollo de sistemas de exploración de la NASA, en referencia al cohete superpesado SLS.

Se trata, añadió Whitmeyer, de un cohete denominado Artemis I, de «grandes dimensiones y una increíble estructura» en el que, como explicó John Honeycutt, gerente del programa del Sistema de Lanzamiento Espacial, «todo está por primera vez completamente integrado» y se han verificado «miles de comprobaciones a todos los niveles».

UNA NUEVA ERA EN LA EXPLORACIÓN DEL ESPACIO PROFUNDO

«No es un pedazo de metal, es el esfuerzo de un gran equipo de personas detrás para su lanzamiento» y de la misión lunar no tripulada Artemis I, resaltó Whitmeyer.

En esa misma línea, Mike Sarafin, director de la misión Artemis, dijo sentirse «muy orgulloso del ensamblaje e integración de todos los elementos (del cohete), de la comprobación de los sistemas de comunicación y de secuencias» para la prueba del jueves en la plataforma de lanzamiento.

«Es un momento muy emocionante», confesó Sarafin, quien explicó que durante el ensayo general se realizarán todos los pasos de la cuenta regresiva, a excepción del despegue.

El sentimiento de emoción era visible en los diversos comentarios a medios de los directivos de la NASA presentes en la teleconferencia, quienes coincidieron en que este es el «arranque de una nueva era en la exploración espacial», como apuntó Howard Hu, gerente del programa Orion, del Centro Espacial Johnson en Houston (Texas).

Hu alabó el «tremendo trabajo de la NASA y de todo el equipo de contratistas, ingenieros espaciales y socios de naciones europeas» en la realización de una «misión fundamental para la exploración del sistema solar».

La SLS será la columna vertebral de las próximas misiones a la Luna con el programa Artemis, que busca el regreso de los astronautas de la NASA a la superficie de este planeta en 2025 y avanzar hacia el siguiente objetivo: un envío de astronautas a Marte.

La misión incluye la cápsula Orion a la Luna y más allá, hasta una distancia de la Tierra a la que hasta ahora nunca han llegado las naves diseñadas para transportar a seres humanos.

«Estamos listos para la prueba (de lanzamiento sin despegue) y el equipo entiende el riesgo (…) pero ha sido un trabajo de miles de pruebas del software y hardware», acotó Sarafin.

Charlie Blackwell-Thompson, directora de lanzamiento de la misión Artemis, dijo sentirse «bendecida al tener expertos como los que tiene en el equipo» y recordó la celebración en 2019 del 50 aniversario del Apolo XI y la llegada del hombre a la Luna.

«Fue un gran día para la familia de la NASA» la celebración de esa gesta espacial con los responsables de entonces, un momento para «aprender de otros, de sus perspectivas y apreciar dónde estamos» ante el lanzamiento del cohete el jueves, dijo Blackwell-Thompson.

«Es la primera de una serie de misiones complejas destinadas a la exploración de Marte» y el espacio profundo y «un sueño y gran oportunidad», subrayaron la directora del programa Exploration Ground Systems de la NASA y Hu.

La NASA tiene previsto enviar una misión tripulada a la Luna para el año 2025 como parte de su programa Artemis, que tiene una serie de misiones programadas con su cohete Space Launch Systems y la cápsula Orion.

Expresaron también los directivos su satisfacción porque, a través de las misiones de Artemis, la NASA llevará a la primera mujer y a la primera persona de color a la superficie de la Luna, donde se establecerá una presencia lunar a largo plazo que servirá como trampolín en el camino a Marte.

El nombre de Artemis hace referencia a la diosa Artemisa, hermana melliza de Apolo, una divinidad que representaba la caza y la luna en la mitología griega. EFE

emi/jip/laa