Imagen logo de la OPI

El mandatario peruano confía en que el Parlamento respalde a su gabinete

 08 marzo, 2022

Lima, 8 mar (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, dijo este lunes estar a la espera de que «el Congreso se ponga al lado del pueblo», al expresar su confianza de que le dará el voto de investidura al gabinete presidido por Aníbal Torres.

Durante una visita de trabajo a la norteña Lambayeque, el jefe de Estado dijo que «más allá del ruido político hay que agendar los temas más urgentes como el retorno a la presencialidad (en las escuelas), el tema de los desastres naturales, de los pueblos que piden se les atienda con agua y desagüe».

Castillo agregó que el Congreso «nos tiene que dar (el voto), creo que la mayoría de congresistas saben que primero está el país, saben que hay una agenda nacional a la que hemos venido a atender».

Sin embargo, admitió que existe un «grupo minúsculo» con agenda propia, que podría rechazar el voto de confianza al gabinete, en la presentación que hará el martes el titular del Consejo de Ministros.

La investidura del equipo ministerial necesita 66 votos a favor y hasta ahora tiene asegurados 45, mientras que otros congresistas ponen como requisito para otorgar la confianza la salida del cuestionado titular de la cartera de Salud, Hernán Condori, promotor del agua arracimada, un líquido que promete curar distintas dolencias y que no tiene base científica.

El último miércoles, legisladores de la oposición ya presentaron una moción de censura contra Condori por su «falta de idoneidad» en el cargo y denuncias por presuntos actos de corrupción y contra la ética en el ejercicio profesional.

Además de la expectativa sobre la investidura al gabinete, el portavoz de la bancada ultraderechista Renovación Popular, Jorge Montoya, anunció este lunes que la oposición presentará mañana una moción de vacancia, o destitución, contra Castillo.

En declaraciones al Canal N, Montoya explicó que la iniciativa legislativa cuenta hasta el momento con 40 firmas, catorce más del mínimo que exige la ley peruana para que, en primera instancia, se discuta su eventual admisión.

Para que la petición sea debatida, se requieren después 52 votos a favor, y para la eventual destitución del mandatario, 87 votos de los 130 parlamentarios que conforman la cámara.

El legislador de Renovación Popular dijo que, en un principio, espera juntar las 52 firmas para tener asegurada la admisión a debate de la moción, pero que finalmente decidió presentarla con las firmas que sumó hasta la fecha.

«El día de mañana (martes) a las nueve de la mañana estamos presentando la moción con las firmas que tengan», sostuvo Montoya, quien espera que durante la jornada de este lunes se logren más.

Estas iniciativas de la oposición han tomado fuerza desde la publicación de las declaraciones de Karelim López, una empresaria que denunció ante la Fiscalía que Castillo y altos funcionarios de su gobierno están vinculados con una presunta organización criminal infiltrada en el Ejecutivo.

En noviembre pasado, Castillo ya se enfrentó a un primer intento de destitución, que fracasó tras quedarse a seis votos de conseguir los 52 necesarios para ser admitido a trámite en el pleno del Congreso.

De presentarse y aprobarse nuevamente esta nueva petición en los próximos días, Castillo o su abogado defensor deberán acudir ante el pleno para responder por las acusaciones en su contra, tal como hizo en noviembre de 2020 el entonces presidente Martín Vizcarra, quien finalmente resultó destituido. EFE

mmr/laa