Imagen logo de la OPI

La psicóloga María Esclapez, contra el amor romántico en su último libro

 01 marzo, 2022

Madrid, 01 mar (EFE).- La psicóloga María Esclapez, conocida por su papel de divulgadora en redes sociales, quiere, con su tercer libro, «Me quiero, te quiero», desmontar el mito del amor romántico y conseguir «un mundo un poco más sano», según explica en una entrevista con Efe.

El libro, editado por Bruguera, «habla sobre relaciones, pero no solo sobre relaciones de pareja. Si prestamos atención, veremos que muchas de las dinámicas que se explican en el libro también suceden en la amistad o en la familia», cuenta esta psicóloga especializada en sexología clínica y terapia de parejas (Elche, 1990).

«Podemos decir que es un libro que habla de vínculos y que nos enseña, a través de ejemplos propios, de ejemplos de pacientes y de la teoría, a establecer relaciones sanas, a identificar esos comportamientos que hemos normalizado y que no son normales», apunta.

PREGUNTA (P).- La lucha contra la dependencia emocional y el amor romántico puede entenderse como un acto feminista. ¿Cuándo y por qué empieza a dedicarse profesionalmente a ello?

RESPUESTA (R).- Yo creo que desde siempre, desde que empecé a aprender sobre feminismo en la adolescencia. Al principio fue complicado, porque hay cosas que hacía que eran machistas: hemos crecido en una sociedad machista y son cosas que hemos aprendido inconscientemente.

El primer paso fue ese, deconstruirme y empezar a crear conciencia acerca de esas cosas, de esas ideas, de esos pensamientos que tenía inconscientemente. Después vi que, a nivel social, era una necesidad hablar de ello, y por eso empecé a hacerlo en redes sociales. Ahora, creo que ha llegado el momento de plasmarlo en un libro.

P.- Usted, además, defiende la perspectiva de género en la terapia.

R.- Sí, sí, para mí es fundamental. Es importante entender que hay que tener perspectiva de género en todo, porque al final hay cosas que hay que trabajar que se basan en esa deconstrucción de los ideales patriarcales.