Imagen logo de la OPI

Junta golpista birmana rechaza que enviado de ASEAN se reúna con opositores

 21 febrero, 2022

Bangkok, 21 feb (EFE).- La junta militar que se hizo hace un año con el poder en Birmania mediante un golpe de Estado se negó a que el enviado espacial de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se reúna con la derrocada líder, Aung San Suu Kyi, y el movimiento opositor.

En un comunicado del Ministerio birmano de Exteriores, publicado este lunes en la prensa oficialista, el régimen golpista repudia la solicitud de dos miembros del bloque regional -compuesto por 10 países- para que el ministro camboyano de Exteriores, Prak Sokhonn, entreviste a la disidencia, calificada de «terrorista» por la junta.

«El Ministerio (birmano) insta de nuevo a los dos miembros (del bloque) a no utilizar las plataformas de la ASEAN para hacer tales comentarios y los alienta a condenar los actos terroristas», dice el comunicado publicado por el diario The New Global Light of Myanmar, sin especificar a qué países se refiere.

La reacción de la junta llega tras la reunión la semana pasada en Nom Pen de ministros de Exteriores de la ASEAN, a la que se bloqueó la participación del canciller designado por los militares birmanos, que volvió a concluir sin avances encaminados a zanjar la crisis de Birmania a raíz de la sublevación militar del 1 de febrero de 2021.

Sokhonn, nombrado enviado especial de la ASEAN para que medie en el conflicto, anunció su intención de viajar a Birmania a mediados de marzo «sin condiciones».

Pero el canciller malasio, Saifuddin Abdullah, le instó a reunirse también con el autodenominado Gobierno de Unidad Nacional (NUG), leal a Suu Kyi, mientras que el singapurense, Vivian Balakrishnan, dijo que no se puede llegar a una solución sin la depuesta líder, condenada a 6 años de prisión y juzgada por decenas de acusaciones.

El ministro de Camboya, país que alberga este año la presidencia rotatoria del bloque, pretende dialogar con los militares para avanzar en la implementación de los 5 puntos de consenso alcanzados el pasado abril entre los mandatarios de la ASEAN y el líder golpista, Min Aung Hlaing.

Entre estos acuerdos se encuentra el fin de la violencia contra los civiles y un diálogo en el que participen todas las partes implicadas para buscar una solución pacífica a la crisis, así como la visita del mediador nombrado por la ASEAN.

Desde que se alcanzara el pacto, que la junta militar calificó a posterior como «recomendaciones» y los supeditó a la situación de seguridad del país, poco se ha avanzado hacia su cumplimiento.

Los escasos avances al respecto son los argumentos de la ASEAN, que incluye a Birmania, para bloquear la participación de los representantes de la junta militar, incluido Min Aung Hlaing.

El golpe de Estado ha sumido a Birmania en una profunda crisis política, económica y social en la que han muerto 1.560 personas por la represión de las autoridades, según activistas locales, y ha avivado y reabierto conflictos amados por todo el país. EFE

nc/raa/ics