Imagen logo de la OPI

Farruquito: «La primera potencia del turismo es el flamenco, los toros ya no»

 07 febrero, 2022

Zamora (España), 7 feb (EFE).- El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya «Farruquito» ha reivindicado el flamenco como motor turístico internacional para España y el elemento más icónico del país para los turistas extranjeros, reconocimiento que este arte andaluz antes compartía con los toros pero que a su juicio ya no lo hace.

Farruquito ha lamentado la falta de apoyo al sector cultural durante la pandemia porque da la impresión de que no es importante, pero luego «cuando la gente viene de fuera a España, la primera potencia mundial de turismo es el flamenco, antes eran toros y flamenco, hoy en día ya sabemos cómo está la historia y se ha convertido en la primera», ha declarado.

De ahí que haya lamentado que una música tan rica y que todo el mundo «se muere» por ella, algunas veces no esté suficientemente valorada en España pese a que «el beneficio es para todos».

El bailaor ha hecho esa reflexión en una entrevista con Efe con motivo del arranque de su cuarto año con el espectáculo «Íntimo», que llevará la próximo semana a Castilla y León (centro de España) para recalar después en el teatro nacional Choillot de París (días 16, 17 y 18) y concluir febrero en Murcia el día 25.

Para Farruquito, 2022 es un año clave al concluir la gira de «Íntimo», cumplir 35 años de su debut en Nueva York, 25 de la creación su primer espectáculo «Raíces flamencas», arrancar dos nuevas producciones a partir de septiembre y protagonizar un documental.

Al echar la vista atrás, Juan Manuel Fernández Montoya ha confesado que todas las épocas forman parte del crecimiento y el aprendizaje como artista y que ahora disfruta más de la profesión porque ya no tiene la ambición de tener demostrar lo que vale y se centra más en «disfrutar con los míos en el escenario».

A su juicio, lo más bonito ha sido lo que ha aprendido en el camino , la gente con la que se ha encontrado y «las emociones que te brinda la música y el arte».

El documental, que llevará asociado un nuevo espectáculo, repasa su trayectoria musical, su familia, los músicos que han sido referentes para él y la «gente grande» con la que ha compartido arte.

De la otra producción que espera estrenar tras el verano solo ha adelantado que ofrece una nueva concepción y es «algo que siempre ha sido mío pero que nunca se ha visto».

Esa necesidad de contar algo nuevo y diferente que llegue a la gente constituye uno de sus retos tras tantos años de trayectoria y es algo que logra gracias también al público, que le hace seguir motivado y con ilusión, ya que «si pierdes la ilusión la creación se va», ha advertido.

Por el momento, Farruquito está centrado en «Íntimo», un espectáculo que deja espacio a la improvisación, con una estructura y un orden prefijados, pero en el que «suceden cosas conforme vamos sintiéndolas», por lo que influye mucho «el estado anímico, el sonido o la energía del público», ha detallado.

La iluminación permite adaptar esa producción a espacios de distinto tamaño y su concepción, en la que un grupo de personas «comparten música y al mismo tiempo cuentan quienes son individualmente», hace que todo tipo de público pueda conectar con el espectáculo, tanto si son entendidos del flamenco como si no.

«Al final no es tan necesario entender lo que estamos viendo como que el mensaje nos llegue, nos emocionemos y lo pasemos bien», ha asegurado.

De ahí, que entre la gira internacional de este último año de «Íntimo» figuren paradas en Francia, Japón o en Estados Unidos, donde se cerrará al final del verano.

Farruquito ha admitido ser un privilegiado porque durante la pandemia ha podido avanzar en los proyectos que estrenará este año mientras que existan otros referentes de ese arte andaluz que merecen tanto o más que él trabajar y no pueden hacerlo porque están «un poquito abandonados». EFE

aff/mr/amg