Imagen logo de la OPI

Incautan en El Salvador carga de cocaína valorada en 7,5 millones de dólares

 05 febrero, 2022

San Salvador, 5 feb (EFE).- Personal de la División de la Policía Costera de El Salvador incautó la noche del jueves un cargamento de cocaína valorado en unos 7,5 millones de dólares, que provenía de Nicaragua y su destino era Guatemala, según lo informaron este viernes el presidente Nayib Bukele y autoridades de Seguridad.

El mandatario indicó, en un mensaje en Twitter, que el decomiso se realizó «ayer a las 10 pm (04.00 GMT del viernes)» y que la droga era transportaba en una «lancha ubicada a 3 millas náuticas» de la playa El Espino, en el oriental departamento de Usulután.

Agregó que «al realizarle el registro, se encuentran 7 bultos con 300 kilogramos de cocaína, valorados en 7,5 millones de dólares».

El titular del Ministerio de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, explicó en una conferencia de prensa que el traslado de dicha droga «se trata de una operación regional», ya que el narcótico «prevenía de Nicaragua por aguas del Golfo de Fonseca (que comparte El Salvador, Honduras y Nicaragua), transbordó en aguas salvadoreñas y luego sería trasladado por tierra a Guatemala».

Señaló que fueron capturados dos salvadoreños identificados como Rafael Ochoa y José Chevez, de 30 y 45 años, respectivamente, quienes «serían los encargados de trasladar la droga por tierra salvadoreña con dirección a Guatemala».

Los hombres serán presentados en las próximas 72 horas a los tribunales correspondes para ser procesados por el delito de tráfico ilegal de droga, según dijo el fiscal general, Rodolfo Delgado.

Las autoridades de seguridad de El Salvador incautaron en 2021 droga valorada en más de 270,9 millones de dólares, según el Gobierno.

De acuerdo con un informe de 2020 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el narcotráfico en Centroamérica y el Caribe contribuye a aumentar el ya muy elevado nivel de violencia en la región por la pugna competitiva entre los grupos criminales.

La JIFE insiste en que «las pandillas locales y los grupos delictivos internacionales siguen explotando» la región de Centroamérica y el Caribe «como zona de tránsito y ruta de reexpedición de las drogas procedentes de América del Sur y destinadas a los mercados de consumo de América del Norte y Europa». EFE

sa/eat