Imagen logo de la OPI

Lula defiende a exgobernador de Sao Paulo como posible compañero de fórmula

 20 enero, 2022

Sao Paulo, 20 ene (EFE).- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, máximo favorito para las elecciones de octubre, defendió este miércoles al exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin, un político liberal de centro, como posible compañero de fórmula para su más que probable candidatura.

«Yo no tendré ningún problema si tengo que hacer una fórmula con Alckmin para ganar las elecciones y gobernar este país», indicó el mandatario en una entrevista con medios de comunicación alternativos.

«Lo único que no puedo decir es qué voy a hacer porque Alckmin tiene que definir para qué partido va y nosotros tenemos que ver si el partido al que va está dispuesto a hacer una alianza con el Partido de los Trabajadores (PT)», completó.

Esta es la primera vez que Lula tiende la mano públicamente a Alckmin, al que derrotó en la segunda vuelta de las elecciones de 2006 y quien hasta hace pocas semanas estaba afiliado al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, centro-derecha).

Hoy, Alckmin sigue sin partido, mientras crecen las especulaciones sobre ser candidato a vicepresidente con Lula de cara a las presidenciales de octubre.

El líder progresista, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, reconoció que entre ellos tienen «divergencias» y «visiones del mundo diferentes», pero ello no le impediría, «si fuera necesario», construir una alianza basada en las «convergencias».

«No soy candidato para ser protagonista, soy candidato para ganar las elecciones en un momento en que Brasil está infinitamente peor que cuando fui investido en 2003» y «necesitamos construir alianzas», aseveró.

Las corrientes políticas más a la izquierda no han visto con buenos ojos esa posible fórmula con Alckmin, a quien critican su visión liberal de la economía y sus agresivas políticas de seguridad mientras estuvo al frente de Sao Paulo, el estado más poblado y rico del país.

Según todos los sondeos de opinión divulgados hasta la fecha, Lula es el claro favorito para las elecciones presidenciales de octubre con más de un 40 % de los apoyos, frente al 20-25 % que obtendría el actual presidente del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro y quien buscar reelegirse para un segundo mandato. EFE.