Imagen logo de la OPI

En el 2022 aumentarán a 8,9 millones los migrantes venezolanos en Latinoamérica

 10 diciembre, 2021

10 dic (EFE).- El Plan de Respuesta 2022 de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) indica que habrá unos 8,9 millones de refugiados y migrantes venezolanos en 17 países de Latinoamérica y el Caribe.

Esto se posiciona como un aumento importante en comparación con el número migratorio de este año.

Ante ello, los 192 socios del Plan de Respuesta para Refugiados y Migrantes (RMRP) 2022 solicitaron este jueves 1.790 millones de dólares, unos 800.000 dólares más que el año pasado, para apoyar las «crecientes necesidades» de estas personas.

Migrantes venezolanos

Eduardo Stein, representante especial conjunto de ACNUR y la OIM, destacó que en esta cifra se estaría «incluyendo 6 millones en destino, 1,9 millones en movimiento regular y casi 1 millón de retornados colombianos», explicó Stein.

Hasta noviembre de este año, más de 6 millones de personas abandonaron Venezuela. La mayoría, cerca de unos 5 millones, migraron a otros países de Latinoamérica.

Cifras de la Plataforma R4V señalan que para la mayor parte de estas personas Colombia fue el principal destino.

El RMRP 2022 estima que este gran número de venezolanos necesitará asistencia el próximo año. Señaló que eso «refleja los crecientes desafíos a los que se enfrentan tanto los refugiados y migrantes de Venezuela como las comunidades de acogida».

«Y unos 3,8 millones recibirán asistencia para alcanzar ese objetivo; un número sin precedentes de 192 socios del RMRP (…) requieren de 1,790 millones de dólares», indicó Stein.

Regularización e integración, prioridades para 2022

Stein apuntó que en 2022 «la mayoría de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela habrán pasado varios años en sus comunidades de acogida». En este sentido dijo que sus necesidades «van más allá de las intervenciones inmediatas».

El RMRP 2022 está centrado en la integración a largo plazo. Además de promover el desarrollo de los países de acogida para garantizar el acceso a la educación, protección, regularización, mercado laboral y programas nacionales de salud y bienestar social.

«El apoyo a las iniciativas de regularización y documentación para los refugiados y migrantes de Venezuela en situación irregular es una prioridad clave», señaló.

Así como la «prioridad de facilitar la integración local efectiva promoviendo su integración en los sistemas nacionales de protección social».

«(Deben incluirse en) todos los planes de vacunación de covid-19, así como en el acceso de protección social a largo plazo para garantizar el derecho a la salud, educación y vivienda y otros servicios esenciales», añadió Stein.

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, declaró que «muchos países han iniciado procesos de regularización para cambiar millones de vidas». Además, estos «esfuerzos necesitan apoyo para tener éxito».

Sin embargo, «un documento no significa nada si no hay una estructura detrás de él para promover la integración de refugiados y migrantes en las comunidades de acogida».

Entre los 192 socios del RMRP 2022, un número inédito de participantes, se encuentran las agencias de las Naciones Unidas, ONG internacionales y nacionales, sociedad civil y organizaciones dirigidas por refugiados, migrantes y comunitarias.

El RMRP es implementado en 17 países de América Latina y el Caribe: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, Ecuador, Guyana, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay. EFE.