Imagen logo de la OPI

Promotora china Kaisa no logra prolongar un bono de 400 millones de dólares

 03 diciembre, 2021

Shanghái, China 3 dic (EFE).- La endeudada promotora china Kaisa anunció hoy que no ha conseguido la aprobación suficiente de sus bonistas para prolongar un paquete ‘offshore’ de 400 millones de dólares que vence el próximo 7 de diciembre y que la compañía no garantiza que vaya a pagar.

Kaisa necesitaba que el 95 % de los bonistas -es decir, los tenedores de 380 millones de dólares- aceptasen la propuesta, que pasaba por intercambiar los títulos por otros con idéntico interés, del 6,5 %, pero que vencerían en junio de 2023 en lugar de la semana que viene.

Al no haber alcanzado el citado porcentaje, la oferta «expiró automáticamente», por lo que el paquete de bonos en cuestión seguirá venciendo en la fecha inicialmente prevista.

«No hay garantías de que la compañía pueda cumplir con sus obligaciones de pago en la fecha de vencimiento» de estos bonos, apunta Kaisa en un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza.

La promotora está «evaluando» su estado financiero para «tratar de aliviar sus actuales problemas de liquidez y lograr una solución óptima para todas las partes», barajando opciones como renovar los préstamos o deshacerse de activos.

En 2015, Kaisa se convirtió en la primera promotora inmobiliaria china en incurrir en el impago de uno de sus bonos ‘offshore’.

Los inversores internacionales están siguiendo con atención la situación del sector inmobiliario chino, en el que algunas empresas afrontan problemas de liquidez ante las restricciones que Pekín impuso al acceso a la financiación bancaria para las promotoras más endeudadas.

El caso más representativo es el de Evergrande, que acumula un pasivo superior a los 300.000 millones de dólares ( unos 265.000 millones de euros), aunque todavía no ha incurrido oficialmente en el impago de ninguno de sus bonos, algo que sí han hecho otras compañías del sector como Sinic o Modern Land. EFE.