Imagen logo de la OPI

Mounia Akl y el retrato de un Líbano «peor» del futuro que había imaginado

 08 noviembre, 2021

8 nov (EFE).- La directora libanesa Mounia Akl, que ha presentado hoy en el Festival de Cine de Sevilla «Costa brava, Líbano», ha asegurado que no esperaba, cuando la escribió, que una realidad distópica ambientada en 2030 fuese en la actualidad en su país peor» de lo que había imaginado.

En conferencia de prensa, Akl ha dicho que la cinta, escrita junto a Clara Roquet, estaba enmarcada en 2030, pero su país «empezó a colapsar, con la crisis económica, las explosiones de agosto y la pandemia, de modo que la película que imaginó «dibujaba una realidad mala, pero cuando empezó el rodaje la realidad estaba peor».

Ahora, cuando veo la película siento que es de época, ha asegurado, al tiempo que Roquet ha dicho que el trabajo para sacar adelante el film ha sido fácil, ya que las dos comparten «una visión similar de la familia y los personajes femeninos y la relación entre hermanos, de modo que se repartieron los roles y fue una colaboración de varios años.

La película cuenta la historia de la familia Badri, que ha escapado de Beirut para construir su utopía particular lejos de la polución y la conflictividad de la gran urbe, pero este oasis de resistencia al capitalismo global se ve amenazado por los avances de un vertedero cercano y las grietas internas dentro de la familia.

En el festival sevillano ha comparecido también el italiano Michelangelo Frammartino, director de «Il Buco», un filme «de imágenes cristalinas que nos limpia la mirada para que nos sintamos como esos exploradores de las profundidades que descubren por primera vez el interior del mundo, indica su sinopsis.

Ganadora del Premio Especial del Jurado en Venecia, su director ha dicho que rodar en escenarios naturales fue todo un reto, especialmente en una gruta en la que parte del equipo tuvo que quedarse fuera.

Es interesante que Renato Berta, el director de fotografía, no podía bajar porque era muy peligroso. Estaba arriba conectado a través de la fibra óptica con una gran pantalla de gran definición y yo tenía abajo un monitor de baja definición, recuerda.

Debutó en el largometraje con «Il Dono», que se estrenó en Locarno en 2003, y su siguiente película, «Le Quattro Volte» (2010), estrenada en la Quincena de Realizadores de Cannes, le granjeó multitud de premios y reconocimiento internacional.

«Il Buco», su último filme, se estrenó en la Sección Oficial del Festival de Venecia. EFE.