Imagen logo de la OPI

Orange dejará «probablemente » a Huawei fuera del núcleo de la red 5G

 13 octubre, 2021

Londres, 13 oct (EFE).- La directora general de Orange en Europa, Mary-Noëlle Jégo-Laveissière, cree que es «probable» que la compañía deje a Huawei fuera del «core» (núcleo) de la red 5G, una tecnología cuyos primeros despliegues con estándar «stand alone» (100 % 5G) empezarán en 2022 y se desarrollarán en 2023.

De momento la decisión no está tomada pero es «probable» que Huawei no esté en el «core» de la red, teniendo en cuenta además las restricciones que se esperan en este sentido por parte de las «autoridades locales» (en Europa), apunta en una entrevista con EFE en Londres.

Esto no quiere decir que Orange descarte a Huawei como proveedor en su red 5G, ya que lo que persigue es tener una pluralidad de actores, puntualiza.

«Debemos asegurarnos de que tenemos un panorama competitivo, lo cual es extremadamente importante para nosotros», afirma la directiva, que añade, en cualquier caso que esta parte de la red, la del «core», no es la que más inversión requiere en los despliegues de esta nueva tecnología.

Orange se abrirá también a nuevos proveedores en tecnologías de redes por radio abiertas (Open RAN) y también en software, todo ello en aras a tener una «cartera equilibrada», explica.

«Lo hicimos antes, lo seguiremos haciendo», en el sentido de que se velará por que «no dependamos de ninguno de ellos», añade.

Orange no es el único operador que se ha planteado la presencia de Huawei en la parte central (core) de la red 5G, ya que también lo han hecho los otras dos grandes telecos que operan en España.

Así, Telefónica ya lo anunció en 2019, cuando afirmó que tenía previsto reducir «progresivamente» la presencia del gigante tecnológico chino en el núcleo de su red 5G, con el fin de contar con varios proveedores para esta infraestructura, y no depender de solo uno, como hizo con el 4G.

Por su parte, Vodafone también anunció en 2019 que en el plazo de cinco años (2024) también pretendía retirar a la tecnológica china del núcleo de su red 5G en Europa.

Orange está con las pruebas del 5G «stand alone» (independiente de la red 4G 100 %) con la idea de que empiecen los despliegues en 2022, sin que espere que haya grandes diferencias de fechas entre países.

«NO VAMOS A VENDER TOTEM A CELLNEX»

Por otro lado, se refiere a Totem, la sociedad de infraestructuras de Telecomunicaciones que ha creado Orange recientemente, sobre la que hay una estrategia de «crecimiento» y sobre la que la compañía estaría abierta a vender una parte de la sociedad, es decir, a dar entrada a nuevos socios, aunque siempre manteniendo el control.

Esto quiere decir que «no vamos a vender Totem a Cellnex», apunta la directiva, que insiste en que independientemente de la parte que se podría vender a un tercero, Orange siempre mantendría el control.

De momento, Orange ha constituido esta sociedad en España y Francia, donde ha traspasado 25.000 torres. La sociedad constituida en España comenzará a operar en noviembre.

Orange trabaja en si tiene sentido trasladar este modelo de empresa -el de Totem- creado en Francia y España, en otros países donde opera en Europa, tales como Polonia, Rumanía, Bélgica, Moldavia y Eslovaquia, teniendo en cuenta además que son filiales que no son al 100 % de Orange.

La estrategia de «crecimiento es clara», ahora habrá que estudiar si «tiene sentido» estar en los siete países o no. «Seguro que lo tendrá en algunos países. ¿En los siete?. No lo sé», afirma y añade: «todo está realmente abierto, pero queremos mantener el control. No vamos a vender Totem a Cellnex».

Sobre el mercado español, ve con buenos ojos la fusión entre MásMóvil y Euskaltel: «es un movimiento en la dirección correcta. Es un buen motor», teniendo en cuenta que «hay demasiados» operadores en Europa en comparación con países como China.

Orange no tiene ningún proyecto de consolidación a día de hoy, aunque cualquier movimiento que se pueda producir se analizará, no sólo en España. «Veremos cual será el futuro».

Recuerda que el mercado español, es «absolutamente competitivo», lo que obligó a la compañía a reposicionar sus ofertas este verano y donde espera recuperar la senda de crecimiento de ingresos en 2023.

Belén Molleda, EFE.